La democracia en jaque: un informe de IDEA advierte del retroceso en todo el mundo

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Represión a las protestas contra la política de cero COVID en China.
Represión a las protestas contra la política de cero COVID en China.   -   Derechos de autor  Copyright 2022 The AP. All rights reserved

La democracia se está erosionando en todo el mundo, según un nuevo informe del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral, o IDEA.

Los resultados muestran que cada vez más países se alejan de la democracia y se acercan al autoritarismo. Un panorama desolador que no sólo se da en los países jóvenes y frágiles, sino también en naciones consolidadas como India o Estados Unidos.

El Secretario General de IDEA Internacional, Kevin Casas Zamora, afirma que Europa va bien en general, y que países como Eslovenia y Moldavia han hecho notables progresos recientemente.

Sin embargo, los estándares democráticos en Europa tienden a estancarse, lo que significa que el progreso sigue siendo posible pero no siempre se logra. Esto puede llevar a algunos ciudadanos desilusionados a buscar otras formas de cumplir sus expectativas:

"Esa insatisfacción se manifiesta en actitudes políticas muy estridentes que a menudo convierten en chivos expiatorios a parte de la población, y abrazan especialmente el mensaje de los partidos de extrema derecha", advierte Casas Zamora.

El experto anima a defender lo que encarna a las sociedades democráticas, como la prensa libre, las elecciones justas y los controles y equilibrios. E insiste en que las sociedades deben seguir ampliando y renovando la democracia, a través de iniciativas como las asambleas ciudadanas o el activismo juvenil.

En todo el mundo, hay muchos ejemplos de resistencia cuando la democracia está ausente o amenazada: los ucranianos que se resisten a la invasión rusa, las mujeres iraníes que luchan contra una dictadura teocrática o los ciudadanos chinos que protestan contra la política de cero COVID del Gobierno.

El informe insiste en que debe prevalecer la vigilancia, ya que el estado global de la democracia sigue siendo frágil y no está en mejor situación que en 1990.