Irak | “Ni EE. UU. ni Reino Unido tenían un plan”, afirma Tim Collins, veterano de guerra

El Presidente George W. Bush habla a bordo del portaaviones USS Abraham Lincoln, frente a la costa de California, el 1 de mayo de 2003.
El Presidente George W. Bush habla a bordo del portaaviones USS Abraham Lincoln, frente a la costa de California, el 1 de mayo de 2003. Derechos de autor J. Scott Applewhite/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor J. Scott Applewhite/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Por Thomas Bolton
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Según el ex oficial del ejército británico, a los pocos meses de comenzar la guerra, empezaron a surgir problemas sobre los planes estratégicos, como la disolución del ejército iraquí.

PUBLICIDAD

"Todas las décadas de engaño y crueldad han llegado ahora a su fin. Saddam Hussein y sus hijos deben abandonar Irak en un plazo de 48 horas. Su negativa a hacerlo dará lugar a un conflicto militar, que comenzará en el momento que nosotros elijamos".

Con este discurso en 2003, el ex presidente de EE. UU. George W. Bush dio comienzo a la guerra de Irak. Un conflicto que sorprendió a todos los soldados que acudieron al campo de batalla.

"Se suponía que iba a ocurrir alrededor del 24 (de marzo). Así que pensamos que teníamos algunos días de margen. [Nos pilló desprevenidos. Pero fue una buena manera de empezar porque no había mucho tiempo para pensar en ello. [...] Rápidamente recibimos instrucciones de prepararnos para abandonar nuestras bases y dirigirnos a las posiciones de dispersión. Y en menos de 24 horas estábamos cruzando la frontera", afirma Tim Collins, ex oficial del ejército británico.

Según el ex militar, a los pocos meses de comenzar la guerra, empezaron a surgir problemas sobre los planes estratégicos, como por ejemplo la disolución del ejército iraquí.

"En aquel momento nos limitábamos a hacer nuestro trabajo y yo cometí el error fatal de suponer que, si seguía adelante, si hacía mi trabajo como soldado sobre el terreno, alguien en el gobierno, ya fuera en el Reino Unido o en Estados Unidos, tendría algún tipo de plan sobre lo que ocurriría una vez que hubiéramos asegurado Irak", declara Collins. "Así que todos asumimos que alguien tenía un plan. No nos dimos cuenta de que no había ningún plan".

Dos décadas después, ¿qué lecciones se han aprendido?

Dos décadas después del inicio de la guerra en Irak, el enfermero de guerra David Hornsby considera que el tratamiento de los soldados heridos ayudó a realizar importantes avances médicos.

El conflicto de Irak dio lugar a algunos avances médicos asombrosos en lo que respecta a la atención de lesiones traumáticas [...] Así que creo que existen posibilidades y estoy seguro de que ya hay conversaciones en curso entre organismos sanitarios como el NHS y Ucrania para compartir las lecciones aprendidas".

"Es que mi plena expectativa es que las pérdidas rusas y los reveses que están sufriendo bien pueden conducir a un colapso del régimen en Moscú. Si ese es el caso, creo que en Occidente debemos estar dispuestos a colaborar estrechamente con los restos del ejército ruso PARA MANTENER la paz y la estabilidad en ese país. Al mismo tiempo, debemos estar preparados de inmediato para proporcionar los medios y el apoyo financiero necesarios para que la vida normal se ponga en marcha lo antes posible, algo que no hicimos en Irak", añade Collins.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Irak suspende la jornada laboral debido a las fuertes lluvias

Irak | Mortífera estampida en un estadio durante la Copa del Golfo de fútbol

Palestinos desplazados tratan de preparar el fin del Ramadán en medio de la guerra