EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Niños rescatados en Colombia | De los peligros de la selva a la disputa familiar por su custodia

Imágenes del rescate de los cuatro hermanos en la selva colombiana
Imágenes del rescate de los cuatro hermanos en la selva colombiana Derechos de autor Oficina de prensa del Ejército colombiano
Derechos de autor Oficina de prensa del Ejército colombiano
Por Carmen Menéndez con AP y EFE
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El padre y los abuelos maternos reclaman la custodia de los cuatro hermanos que sobrevivieron 40 días en la selva amazónica. Los niños esperaron por ayuda junto al avión durante cuatro días antes de empezar a caminar.

PUBLICIDAD

Hambrientos y deshidratados, pero vivos tras cuarenta días errando por una selva plagada de peligros. La historia de los cuatro hermanos indígenas, de entre 11 meses y 13 años, que sobrevivieron a un accidente de avión, vieron morir a su madre y marcharon durante semanas por la selva hasta ser rescatados ha hecho llorar a Colombia y al mundo.

Pero el final de esta historia, digna del más increíble guion de cine, no es tan feliz como se pudiera pensar. El padre de dos de los niños más pequeños y los abuelos maternos se disputan ahora la custodia de los menores. 

El domingo, el abuelo materno de los niños Narciso Mucutuy acusó al padre, Manuel Ranoque de golpear a su hija, Magdalena Mucuty, y dijo a los periodistas que los niños se escondían en el bosque cuando estallaban las peleas.

Ranoque reconoció ante los periodistas que había habido problemas en casa, pero lo calificó de asunto familiar privado y no de "cotilleo para el mundo".

A la pregunta de si había agredido a su mujer, Ranoque respondió: "Verbalmente, a veces, sí. Físicamente, muy poco. Tuvimos más peleas verbales".

Ranoque dijo que no se le ha permitido ver a los dos hijos mayores en el hospital. Cáceres declinó hacer comentarios sobre los motivos. 

El bienestar de los niños es prioritario

Adriana Velásquez, subdirectora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, dijo ante la prensa que la prioridad será siempre el bienestar de los niños: 

"Los niños están protegidos, cuidados y queridos para que su salud mejore. Después veremos qué medidas adopta el defensor de familia", afirmó Velásquez. 

Los hermanos siguen hospitalizados mientras la agencia colombiana de protección de la infancia entrevista a los miembros de la familia y determina quién debe hacerse cargo de ellos. 

Vigilados de cerca por el personal médico, los cuatro hermanos se recuperan del trauma dibujando, leyendo y haciendo cosas propias de su edad y de la vida moderna, sin ser conscientes quizá de que siguen vivos gracias a los conocimientos ancestrales que les transmitió su abuela.

Los niños permanecieron cuatro días cerca del avión a la espera de ayuda

Entretanto, se están conociendo más detalles de cómo sobrevivieron los niños en la selva. Según su abuelo, Narciso Mucutuy, los hermanos esperaron por ayuda cuatro días cerca del avión, pero al ver que no llegaba empezaron a caminar para tratar de salir de allí, 

"Se quedaron cuatro días alrededor del avión esperando a ver si alguien podía venir a recogerlos", dijo el abuelo, quien agregó que como nadie los encontró empezaron a caminar por "trochas hacia el monte".

En declaraciones divulgadas por el Ministerio de Defensa, Mucutuy aseguró que eso se lo relató Lesly, la mayor de los cuatro niños, quien le contó además que tras alejarse del avión caminaban sin rumbo y cada noche fueron dejando pistas en los lugares en que dormían, por si alguien los buscaba.

La niña Lesly, de 13 años, ha sido elogiada como la heroína de esta historia de superación humana pues fue ella quien con sus conocimientos de la selva se encargó de cuidar durante 40 días a sus hermanos Soleiny Mucutuy, de 9; Tien Noriel Ranoque Mucutuy, de cinco años, y Cristin Neruman Ranoque, una bebé de un año.

Lesly, una heroína de 13 años

La menor también le contó a su abuelo que sobrevivieron los primeros días en la selva comiendo "fariña", una harina preparada con yuca que es un alimento tradicional de los indígenas de la Amazonía.

Tras el accidente, y viendo que el rescate no llegaba, Lesly sacó la fariña de la maleta uno de los tres adultos que viajaban con ellos en el avión Cessna 206 y que perecieron en el siniestro ocurrido el pasado 1 de mayo en la selva entre los departamentos de Caquetá y Guaviare. 

Según dijo Manuel Ranoque, padre de los dos niños menores, Lesly le contó que su madre "estuvo cuatro días viva" y antes de morir les dijo "váyanse" en busca de ayuda.

Los cuatro menores fueron hallados el viernes en un punto remoto de la selva donde los buscaron sin descanso durante semanas unos 200 militares, entre ellos comandos de las Fuerzas Especiales del Ejército, e indígenas de la zona, todos integrados en la "Operación Esperanza".

PUBLICIDAD

Tras el rescate fueron trasladados en helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) hasta San José del Guaviare, capital del Guaviare, donde un avión C-295 configurado como ambulancia los recogió y los llevó a Bogotá.

Cómo mantener con vida a una bebé de un año

El abuelo relató que Lesly hizo rendir el biberón de la bebé de un año, pues "le daba poquitico hasta que se acabó", tras lo cual empezó a darle solo agua.

"Al momento que fueron encontrados, (Lesly) dice que ya no podía caminar. Ya estaba muy cansadita, muy cansadita. Entonces se amontonaron en un solo lugar y se sentaron. Ella tenía la niña pequeñita entre las piernas cuando los encontraron", contó Mucutuy.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Colombia | Familiares de desaparecidos piden justicia

Colombia | Salen del hospital los 4 niños que estuvieron 40 días perdidos en la selva

Dos hombres mueren en un accidente de avioneta en Pisa