España reclama 94.000 euros a un británico que dijo de broma que volaría un avión

Se envió un Eurofighter para escoltar al avión que transportaba a Aditya V.
Se envió un Eurofighter para escoltar al avión que transportaba a Aditya V. Derechos de autor Unsplash
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El joven acusado de desorden público se defendió en la Audiencia Nacional de España diciendo que se trataba de una broma.

PUBLICIDAD

En el verano de 2022, Aditya V. estaba a punto de embarcar en un vuelo con destino a la isla española de Menorca en el aeropuerto londinense de Gatwick. Justo antes de embarcar, el joven británico decidió enviar fotos de la zona de facturación a siete de sus amigos a través de la red social Snapchat. Las imágenes incluían una frase escrita por él mismo: "De camino a volar el avión, soy un miembro de los talibanes".

Los servicios de inteligencia británicos descubrieron el mensaje cuando el avión ya sobrevolaba Francia y decidieron alertar a España, ya que el vuelo debía aterrizar en la isla española. El Ministerio de Defensa envió un Eurofighter para escoltar el avión, creyendo que el pasajero era un terrorista.

El lunes, el joven se defendió en la Audiencia Nacional de España, acusado de desórdenes públicos y enfrentado a una demanda del Ministerio de Defensa español que le exige el pago de los 94.782,47 euros, lo que costó el envío del Eurofighter. Fue una broma", se defendió ante el juez, explicando que lo hizo porque sus amigos "siempre se burlaban de él por sus rasgos pakistaníes".

Según informa 'El Español', el joven explicó que pudo ver el Eurofighter desde la ventanilla del avión, pero que nunca pensó que estuviera allí por el mensaje que envió, pensando que se trataba de un ejercicio de entrenamiento para la guerra de Ucrania. Con la ayuda de un intérprete, el joven pudo contar su versión de los hechos. Insistió en que nunca pensó que la broma llegaría tan lejos, y que sólo había compartido la foto con su grupo de amigos.

El problema fue que uno de sus amigos estaba conectado a la Wi-Fi pública del aeropuerto, por lo que la foto acabó en manos de la inteligencia británica. "¿Nunca pensaste que podías causar miedo?", le preguntó el fiscal al joven. El Código Penal español establece que la persona que "simule falsamente una situación de peligro para la comunidad" que requiera el auxilio de la Policía o de los servicios de emergencia "será castigada". Tras los testimonios del lunes, el juicio quedó visto para sentencia.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Acuerdo con Arabia Saudí: ¿Podrá perdonar España a Rafael Nadal tras romperle el corazón?

España, líder en trasplantes de órganos: mantiene su liderazgo mundial y bate el récord

España usará un sistema de verificación de edad para proteger a los menores frente al porno