This content is not available in your region

Netflix y la UNESCO apuestan por el cine del África subsahariana con un original concurso de cortos

euronews_icons_loading
Netflix y la UNESCO apuestan por el cine del África subsahariana con un original concurso de cortos
Derechos de autor  euronews
Por Euronews en español

Netflix y la UNESCO se unen en un proyecto ganador en busca del mejor cine del África subsahariana.

La famosa plataforma y el organismo especializado de las Naciones Unidas han lanzado un concurso de cortometrajes con el que esperan encontrar a la próxima generación de cineastas de esta importante región. El concurso lleva por nombre "Reimaginar los cuentos populares africanos".

"Desde hace un año y medio hemos experimentado una pérdida de presencia de eventos culturales", recuerda el subdirector de Cultura de la UNESCO, Ernesto Ottone, "lo que para nosotros demuestra que hay una necesidad urgente de transmisión, porque de lo contrario corremos el riesgo de perder por completo ciertas tradiciones que son fundamentales para las generaciones más jóvenes. Queremos que estos puedan abrazarlas y hacerlas formar parte de sus vidas", insiste Ottone.

El concurso está abierto a cualquier cineasta de entre 18 y 35 años de edad, y contará con seis ganadores. Todo ellos serán premiados con 21.500 euros, además de con un presupuesto de 64.000 euros para crear unos cortos que serán emitidos por el gigante del streaming en 2022.

"La idea de la iniciativa es la de encontrar grandes talentos, grandes cuentos populares que en África forman parte de nuestra herencia y nuestra cultura", explica el director de contenidos de Netflix en África, Ben Amadasun. "Aquí los cuentos populares han sido transmitidos como parte de nuestra narración durante muchos años, por lo que estamos buscando esos talentos que realmente puedan reimaginar algunos de esos cuentos populares tan poderosos en todo el continente".

Los concursantes tienen hasta el próximo 14 de noviembre para presentar su ideas y convencer al jurado de que su pequeña historia sobre África es digna de ser filmada y mostrada. El gran ganador, sin duda, será el espectador.