El MoMA desestima una demanda por agresión sexual de un artista durante una performance de Marina Abramović en la que actuó desnudo

Marina Abramovic, Imponderabilia en la Royal Academy of Arts de Londres
Marina Abramovic, Imponderabilia en la Royal Academy of Arts de Londres Derechos de autor Credit: Royal Academy of Arts/David Parry
Por Theo Farrant
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El museo neoyorquino argumenta que no mostró "animadversión sexista" y que contaba con medidas para que los artistas informaran de cualquier tipo de inconveniente durante la célebre actuación de desnudos.

PUBLICIDAD

El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) ha rechazado ser responsable delas acusaciones de no impedir las agresiones sexuales contra un artista que participó en una obra de Marina Abramović en 2010.

El artista de John Bonafede, en una demanda judicial presentada ante un tribunal del estado de Nueva York el mes pasado, detalló siete casos de agresión sexual por parte de cinco personas mayores mientras participaba en la pieza de Abramović titulada "Imponderabilia" en una exposición de 2010.

La célebre performance, montada originalmente en 1977 por Abramović y su entonces socio Ulay, consiste en dos intérpretes completamente desnudas de pie en una puerta, obligando al público a pasar entre ellas y elegir a cuál mirar.

Bonafede alega que el MoMA "tenía conocimiento real de agresiones sexuales continuadas contra muchos de sus trabajadores". "Sin embargo, intencionadamente y por negligencia no tomó medidas correctivas para evitar que las agresiones se repitieran", explicó.

La demanda también alega que otro artista fue despedido el día de la inauguración de la exposición por no mantenerse quieto, y que Bonafede optó inicialmente por guardar silencio para evitar un destino similar.

¿Cómo ha respondido el MoMA a las acusaciones?

Un visitante pasa cerca de personas que realizan "Imponderabilia" durante la exposición "Marina Abramovic: El artista está presente" en el Museo de Arte Moderno en 2010.
Un visitante pasa cerca de personas que realizan "Imponderabilia" durante la exposición "Marina Abramovic: El artista está presente" en el Museo de Arte Moderno en 2010.Credit: Mary Altaffer/AP2010

El martes, el MoMA pidió que se desestimara la demanda y negó cualquier culpabilidad en las acusaciones de Bonafede, afirmando que "aunque fueran ciertas", según un abogado que representa al museo. El abogado subrayó que el museo no mostraba ninguna "animadversión de género" que le hiciera responsable de lo que supuestamente le ocurrió a Bonafede dentro de la exposición.

En la demanda, Bonafede relata las agresiones como "inquietantemente similares", detallando cómo cada "hombre mayor" giraba hacia el artista, soltaba la mano antes de "acariciar y manosear" sus genitales, y luego "se quedaba un momento antes de pasar a la siguiente sala de la galería". "Aunque se esperaba un contacto incidental, el MoMA prescribió procedimientos para que los artistas informaran de cualquier preocupación", respondió el centro neoyorquino.

"El MoMA contrató a un director de escena para que sirviera de enlace entre los artistas y el personal del MoMA. Ambos crearon un sistema de señales para alertar a seguridad en caso de que los artistas fueran tocados de forma inapropiada, cuyos protocolos se incluyeron en el manual de los artistas." "Imponderabilia" se volvió a representar recientemente en la Royal Academy of Arts de Londres como parte de la primera retrospectiva de la artista serbia.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Doce obras de arte salvadas de la guerra en Ucrania, expuestas en Berlín

La polémica por el cartel de Cristo en Sevilla: "No me siento representada"

Artes visuales por todo Qatar, desde murales pintados hasta el 5º Festival Internacional de Arte