EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El histórico acuerdo sobre Irlanda del Norte, en 'El Estado de la Unión'

El primer ministro británico, Rishi Sunak, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en Windsor Guildhall, Windsor, Inglaterra, 27 de febrero de 2023
El primer ministro británico, Rishi Sunak, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en Windsor Guildhall, Windsor, Inglaterra, 27 de febrero de 2023 Derechos de autor Dan Kitwood/WPA Rota
Derechos de autor Dan Kitwood/WPA Rota
Por Euronews en español
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El nuevo acuerdo, "el Marco de Windsor", reducirá los controles aduaneros impuestos a las mercancías comercializadas entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.

PUBLICIDAD

Si es usted de los que aman el Brexit, esta semana está de enhorabuena.

Tras meses de minuciosas negociaciones, el Reino Unido y la Unión Europea presentaron un acuerdo sobre una versión revisada del Protocolo de Irlanda del Norte, la cuadratura del círculo de tener a esta nación británica al mismo tiempo dentro y fuera del mercado único de la Unión Europea.

Bruselas y Londres llegaron a un compromiso sobre unas normas comerciales que han creado graves tensiones desde que Reino Unido abandonara la Unión en 2020.

El nuevo acuerdo, "el Marco de Windsor", reducirá los controles aduaneros impuestos a las mercancías comercializadas entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido. Ambas partes se mostraron visiblemente aliviadas y compartieron elogios.

"Creo que ahora podemos abrir un nuevo capítulo de asociación", decía la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. "Una relación UE-Reino Unido más fuerte, como socios estrechos hombro con hombro, ahora y en el futuro".

¿Un triunfo para Sunak?

El acuerdo no requiere técnicamente una ratificación, pero el homólogo de Von der Leyen, el primer ministro Rishi Sunak, sí anunció que la Cámara de los Comunes votará sobre el mismo "en el momento oportuno".

En otras palabras, ahora comienza su difícil tarea de vender el acuerdo a los partidarios de la línea dura del Brexit, que en un primer momento se habían opuesto al Protocolo de Irlanda del Norte.

Al día siguiente del anuncio, Sunak viajó a Irlanda del Norte y habló con los trabajadores de una empresa embotelladora. Allí recordaba que "Irlanda del Norte se encuentra en una posición increíblemente especial, única en todo el mundo, en el continente europeo, al tener un acceso privilegiado no sólo al mercado interior del Reino Unido —que es enorme, el quinto mayor del mundo—, sino también al mercado único de la Unión Europea. Nadie más lo tiene. Nadie más".

"Nadie más tiene eso. Nadie", decía. Tal vez toca recordar que todo el Reino Unido estaba en la "increíble posición especial" de tener acceso privilegiado al mercado único antes de salir de la Unión Europea.

Ahora Sunak parece sugerir que formar parte del mercado único es algo bueno, y celebra un acuerdo para Irlanda del Norte del que ahora queda excluido el resto del Reino Unido. Su posición es, cuanto menos, confusa.

Y ahora qué

Nuestro invitado especial en esta edición del Estado de la Unión es Richard Whitman, investigador asociado de Chatham House en Londres, director del Global Europe Centre y profesor de Política y Relaciones Internacionales en la Universidad de Kent.

Euronews: ¿Qué significa este acuerdo para las futuras relaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido?

Whitman: Bueno, creo que lo que hace es normalizarlas. Hemos tenido unas relaciones terribles, sobre todo en los dos últimos años, a pesar del acuerdo sobre la retirada y el Acuerdo de Comercio y Cooperación. Creo que ahora estamos dando los primeros pasos hacia una relación más normal. Yo lo definiría como un periodo de distensión tras un periodo de Guerra Fría.

Euronews: Los acuerdos del Brexit nunca son un proceso fácil. ¿Qué supone este acuerdo para la posición y el poder del primer ministro Sunak en Westminster?

Whitman: Creo que lo que hace es demostrar que puede llegar a un acuerdo. Se trata del primer logro político sustancial de su administración. Y lo que es importante es que también lo hace en un tema que no ha sido favorable a los primeros ministros británicos, a los tres últimos primeros ministros británicos.

Y también, por supuesto, un asunto en el que su partido no está entusiasmado, con ningún tipo de movimiento positivo real hacia una mejor relación con la Unión Europea. Pero creo que también está dispuesto a enfrentarse a su propio partido en los asuntos más difíciles. Así que creo que, en cierto modo, empezamos a hacernos una idea del tipo de primer ministro que querría ser.

Euronews: Durante las negociaciones, hubo oposición por parte de los unionistas norirlandeses e incluso de miembros del propio Partido Conservador de Sunak, como Boris Johnson. ¿Se callarán estas voces ahora que se ha alcanzado un acuerdo?

Whitman: Lo interesante es lo calladas que han estado algunas de esas voces y lo silenciosas que han sido otras. Boris Johnson parece haber entrado en hibernación. Hasta ahora no ha dicho nada sobre el acuerdo. El DUP está siendo muy cuidadoso con lo que dice. Yo diría que muy complaciente e, inusualmente, creo, algo constructivo en su lenguaje. Lo que no sabemos realmente es el grado de oposición que hay dentro del propio Partido Conservador.

PUBLICIDAD

Euronews: Por último, las encuestas de opinión sugieren que los británicos se están replanteando el Brexit. ¿Lo ve usted también así?

Whitman: Viendo las encuestas tenemos la sensación de que existe cierto arrepentimiento, como lo llamamos nosotros. Ya sabe, la sensación de que quizás no fue lo correcto. Pero sin duda, hay un cambio real de opinión, creo. Lo que sí vamos a ver es si los partidos políticos toman nota de ese cambio y ajustan su posición. En particular el Partido Laborista de la oposición, que hoy por hoy se aferra a que el trato que existe, el Brexit, es el que quieren, y que tan solo quieren que funcione mejor.

El fin de una era en París

En Francia, la gente está lidiando con la sorprendente decisión de la Guía Michelin de quitar una estrella al restaurante parisino de Guy Savoy, una especie de papa de la gastronomía francesa.

La incredulidad del público es aún mayor si se tiene en cuenta que Savoy era nombrado el pasado mes de noviembre "mejor chef del mundo", por sexta vez consecutiva.

Su Monnaie de Paris gozaba desde 2002 de la categoría de tres estrellas Michelin, gracias a platos emblemáticos como "Ostras en piscina helada", "a propósito de la ternera" o "Bogavante bajo cristal". El restaurante es tan famoso que cuenta con su propia versión en el Caesars Palace de Las Vegas.

PUBLICIDAD

Por qué Savoy perdió una estrella sigue siendo un misterio. El propio chef se lo tomó con calma: “Hemos perdido la carrera este año, pero volveremos a pelear una vez más", dijo. Ese es el espíritu.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Recelo unionista a un Parlamento liderado por el Sinn Féin en Irlanda del Norte

Irlanda del Norte celebra el 25 aniversario del Acuerdo de Paz de Viernes Santo

Acuerdo sobre Irlanda del Norte | Rishi Sunak busca el respaldo de los unionistas del DUP