El BCE sube los tipos más de lo previsto para contener la inflación

El BCE sube los tipos más de lo previsto para contener la inflación
El BCE sube los tipos más de lo previsto para contener la inflación Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

FRÁNCFORT, 21 jul - El Banco Central Europeo subió los tipos de interés más de lo previsto el jueves, poniendo de manifiesto cómo el temor a la elevada inflación se ha impuesto a las consideraciones sobre el crecimiento pese al impacto de la guerra en Ucrania sobre la economía de la eurozona.

El BCE subió su tipo de depósito de referencia en 50 puntos básicos, hasta el cero por ciento, en contra de lo que había anticipado en un principio (25 puntos básicos), y se sumó a sus homólogos de todo el mundo en la subida de los costes de los préstamos. Fue la primera subida de tipos del banco central de la zona del euro en 11 años.

Los responsables monetarios del BCE también acordaron proporcionar ayuda adicional a las naciones más endeudadas del bloque monetario de 19 países, aprobando un nuevo plan de compra de bonos denominado Instrumento de Protección de la Transmisión (TPI por sus siglas en inglés), destinado a limitar el aumento de sus costes de endeudamiento y la fragmentación financiera.

Tras ocho años de tipos de interés negativos, el BCE también aumentó su principal tipo de refinanciación hasta el 0,50% y prometió nuevas subidas de tipos, la primera de ellas posiblemente en su próxima reunión del 8 de septiembre.

En una conferencia de prensa, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, respondió a repetidas preguntas sobre cómo llegó el banco central a desviarse de sus planes originales de endurecimiento, y cómo la nueva herramienta de contención de los rendimientos soberanos encaja en su mandato de lucha contra la inflación.

"La presión sobre los precios se está extendiendo a más y más sectores", dijo Lagarde. "Prevemos que la inflación seguirá siendo indeseablemente alta durante algún tiempo".

Lagarde enumeró los factores que impulsan los precios, como el aumento de los costes de los alimentos y la energía y las subidas salariales.

La banquera central dijo que los responsables monetarios del BCE decidieron por unanimidad que la "materialización" cada vez más evidente de los riesgos de inflación para la economía, junto con su acuerdo de apoyar a los países endeudados si es necesario, justificaron la mayor subida de tipos.

"Decidimos en conjunto que era apropiado dar un paso más grande hacia la salida de los tipos de interés negativos".

El BCE había orientado durante semanas a los mercados a esperar una subida de 25 puntos básicos, pero fuentes cercanas a la deliberación afirmaron que se pusieron sobre la mesa 50 puntos básicos poco antes de la reunión, ya que los indicadores macroeconómicos apuntaban a un empeoramiento de las perspectivas de inflación.

La inflación, que ya se aproxima a los dos dígitos, corre ahora el riesgo de afianzarse por encima del objetivo del 2% fijado por el BCE, y cualquier escasez de gas durante el próximo invierno probablemente hará subir aún más los precios, prolongando su rápido crecimiento.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado un aumento de 25 puntos básicos, pero la mayoría indicó que el banco debería subir 50 puntos básicos, elevando su tipo de depósito al mínimo histórico del 0,5%.

El euro llegó a subir hasta un 0,8%, hasta los 1,0261 dólares, después de haber cotizado a 1,0198 dólares justo antes de la declaración, pero volvió a caer en el día mientras Lagarde hablaba.

¿A LO GRANDE?

El nuevo plan de compra de bonos del BCE, denominado Instrumento para la Protección de la Transmisión (TPI, por sus siglas en inglés), tiene por objeto limitar el aumento de los costes de los préstamos en todo el bloque del euro a medida que se endurece la política monetaria.

"El alcance de las compras del TPI depende de la gravedad de los riesgos a los que se enfrenta la transmisión de las políticas monetarias", dijo el BCE en un comunicado. "El TPI garantizará que la orientación de la política monetaria se transmita con fluidez a todos los países de la zona del euro".

Cuando los tipos del BCE suben, los costes de los préstamos aumentan de forma desproporcionada para países como Italia, España o Portugal, ya que los inversores exigen una mayor prima para conservar la deuda de estos países.

El compromiso del BCE del jueves se produce en un momento en el que la crisis política en Italia ya pesa en los mercados tras la dimisión del primer ministro Mario Draghi.

"El BCE es capaz de ir a lo grande por eso", dijo Lagarde.

El diferencial de rendimiento entre los bonos italianos y alemanes a 10 años se amplió a 246,5 puntos básicos durante la conferencia de prensa de Lagarde, no muy lejos del nivel de 250 puntos básicos que provocó una reunión de política del BCE de emergencia el mes pasado.

La subida de 50 puntos básicos del BCE lo deja todavía por detrás de varios de sus homólogos mundiales, en particular la Reserva Federal de Estados Unidos, que subió los tipos en 75 puntos básicos el mes pasado y es probable que lo haga en un margen similar en julio.

Sin embargo, la zona del euro está más expuesta a la guerra de Ucrania y la amenaza de corte del suministro de gas de Rusia podría llevar al bloque a la recesión, lo que dejaría a los dirigentes del BCE ante el dilema de equilibrar las consideraciones sobre el crecimiento y la inflación.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los organizadores de los Juegos Olímpicos desvelan su estrategia sobre el uso de la IA en el deporte

¿Qué va a cambiar esta vez con el 'halving' de Bitcoin?

El nuevo pacto migratorio de la UE abre una "nueva era mortal de vigilancia digital"