This content is not available in your region

España reabre a los viajeros vacunados de todo el mundo con la esperanza de rescatar al turismo

Pasajeros llegando al aeropuerto de Mallorca
Pasajeros llegando al aeropuerto de Mallorca   -   Derechos de autor  Francisco Ubilla/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Por Juan Carlos De Santos Pascual

España abre de nuevos sus fronteras a los viajeros que lleguen vacunados de todo el mundo. Sin ningún problema el turista que disponga de las dosis necesarias en función de la vacuna que haya recibido podrá llegar a territorio español. Además, el país ha entrado en el proyecto piloto de la UE que permite también la expedición del certificado verde digital COVID. El país ha decidido participar en esta prueba piloto desde este lunes. Un proyecto en el que ya participan otros países desde el 1 de junio, como Bulgaria, Alemania o República Checa.

Ya se puede conseguir el certificado digital

El también conocido como "pasaporte" de vacunación no entrará en vigor de forma oficial hasta el 1 de julio pero ya se puede conseguir el código QR en España. El certificado es bilingüe y también podrá presentarse con el móvil o en papel y el viajero siempre lo tendrá que llevar encima. Contiene datos como si ha sido vacunado o no. El tipo de vacuna que se le ha inoculado y las dosis. También recoge otro tipo de información como los test que se le hayan podido hacer al viajero o si ha superado la enfermedad. Según Bruselas el certificado respeta la protección de datos, la seguridad y la privacidad de los viajeros.

Más vuelos

Está previsto que se realicen más de 1300 vuelos internacionales en los aeropuertos de España este lunes. Son 400 más que el lunes pasado. Una cifra que aún se aleja de los más de los 3700 que había antes de la pandemia en estas fechas. Los que vengan de otros países de fuera de la UE solo podrán llegar principalmente con un certificado de vacunación y tendrán que certificar con 14 días de antelación que ya están vacunados con la pauta completa.

¿Qué pasa con el resto de viajeros que no están vacunados?

El resto de viajeros no están excluidos, si no cuentan con las inyecciones contra la COVID-19, deben tener una prueba PCR negativa o de antígenos. Los test deben haberse realizado 48 horas antes de que lleguen. Además los que lleguen de zonas en riesgo como Brasil, Sudáfrica o India deberán justificar su viaje. Los menores de 6 años no necesitarán acreditar que están vacunados. Otra opción que se permite es presentar una certificación de haber pasado la COVID-19.

La reapertura se produce en un momento en el que el país ha conseguido inmunizar a más de 10 millones de habitantes y pretende vacunar a otros 5 millones en poco más de una semana.

¿Qué vacunas acepta España?

Pero no toda vacuna vale para entrar a territorio español. El país acepta las que tienen el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento y de la Organización Mundial de la Salud: Pfizer, Astrazeneca, Moderna y Janssen. La rusa Spunik V y la china Sinopharm aún tendrán que esperar a que sean aprobadas por España. De momento, dentro de la UE, estas dos últimas solo se aceptan en países como Hungría o Eslovaquia.

Vuelven los cruceros

Además se retoma la actividad de los cruceros, tras más de un año de prohibición. Se podrán reactivar este tipo de viajes siempre que no superen el 70-75% de aforo. No podrán dormir más de dos personas en los camarotes y se tendrán que organizar por grupos de comida o para desembarcar y embarcar para evitar la aglomeración en los barcos. Los viajeros tendrán que someterse a pruebas PCR o de antígenos antes de viajar.

Los hoteles españoles esperan que se quiten los miedos

El secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos celebra que España participe en el proyecto piloto pero apunta que están "Absortos y preocupados con el maremágnum que está ocasionando la UE con la entrada de turistas de fuera de la UE porque se ha permitido que cada país marque sus propias estrategias." Rafael Estalella ha animado también a que las comunidades autónomas se pongan de acuerdo para no perder la oportunidad. Señala que se están dando cuenta de que "vamos a perder la capacidad que tenemos en España y en Europa de liderar el turismo mundial por culpa de las decisiones poco responsables de personas que no tienen en cuenta todos los parámetros y la evolución de la enfermedad." Estalella apunta que "es el momento de ponernos a trabajar y quitarnos todos estos miedos por una pandemia que parece que se está pudiendo controlar"

Según la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), ha sido un año durísimo, pero creen que empieza a haber una cierta recuperación para aquellos mercados que trabajan el turismo español y también destinos que van a tener turismo extranjero de proximidad. Sin embargo, añade que todos aquellos que están más centrados en turismo extranjero muy lejano, es decir mercado norteamericano o asiático o todos aquellos que se dedican al turismo de reuniones o incluso todos aquellos que se dedican a los nuevos mercados van a tener muchas más dificultades que el resto.

El turista de fuera es el que da vida a la hostelería todo el año

Los bares, restaurantes y cafeterías esperan que se reactive de nuevo la economía en algunas zonas donde este turista es esencial, como por ejemplo en Alicante. Según la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Alicante el turismo que viene de fuera prácticamente viene todo el año._ "Entonces los meses más fuertes ya los cubre sobre todo con el turismo nacional aparte del internacional , pero los meses más flojos ya de cara al invierno o principios de temporada si que es verdad que te sacan mucho del apuro y son necesarios"_, destaca María del Mar Valera, presidenta de la APEHA.

La provincia de Alicante pertenece a la costa levantina donde se sitúa Benidorm, uno de los destinos preferidos por el turista internacional. "Prácticamente abarcan el 90% de clientela", apunta María del Mar Valera. "A ellos todavía les queda mucho para llegar a la cifras normales, sobre todo por el turista inglés que hasta finales de julio no se prevé que llegue. Si las medidas en su país son duras lo que hará es que busquen otros lugares"

La falta del turista británico rebaja las previsiones en España

La semana pasada Reino Unido anunció que mantenía a España fuera de su lista verde sin distinguir entre regiones. Lo que supone que todo turista británico que fuese a España tendría que guardar cuarentena al volver. Todo un mazazo para las regiones más dependientes del turista británico. Según Estalella la decisión ha afectado de forma negativa a todos aquellos destinos como Mallorca, Tenerife, la costa Levantina y parte de la Costa del Sol. "Hasta que no empiecen a volver los británicos, esos destinos no levantarán la cabeza", destaca el secretario general de CEHAT_. "Por tanto, nuestra previsión es que vamos a quedar con alrededor un 50% menos que en el 2019. Lógicamente vamos a estar mejor que en el año 2020"_, apunta Estalella.

"No hay razones sanitarias, dado nuestros ritmos de vacunación, y claramente lo que está intentando Boris Johnson y su equipo es que no salgan los británicos de su país, para que viajen dentro del país y que no salga el dinero", concluye el secretario de CEHAT.