This content is not available in your region

Benicàssim o la 'joya mediterránea' con una sobresaliente oferta turística

euronews_icons_loading
Benicàssim o la 'joya mediterránea' con una sobresaliente oferta turística
Derechos de autor  euronews
Por Cristina Giner  & Euronews

Benicàssim, en el norte de la Comunitat Valenciana, en plena Costa de Azahar, es conocida por sus magníficas playas de arena dorada y sus vibrantes festivales. Este dinámico pueblo mediterráneo esconde una rica historia cultural y fascinantes paseos verdes con vistas al mar, que la periodista de Euronews, Cristina Giner, nos descubre en una variada y atractiva ruta por tierras de la Comunitat Valenciana.

La emblemática Torre de Sant Vicent, con sus privilegiadas vistas sobre la bahía, es un inmejorable punto de partida. En tiempos de piratas, desde aquí repelían las incursiones bárbaras sobre la costa. En la actualidad, es un centro de interpretación.

Explore Comunitat Valenciana
Vistas del mar Mediterráneo desde la Torre de Sant Vicent, en Benicàssim.Explore Comunitat Valenciana

En los años de la 'Belle Époque' la burguesía de Valencia y Castellón construyó aquí sus residencias de veraneo. En el paseo se alzan aún las elegantes y eclécticas villas. Algunas recuerdan a las de la costa vascofrancesa. De ahí que se le conociese como el 'Biarritz del Levante'. Sus dueños combinaban los baños de mar con una ajetreada vida social.

¿Qué es para ti lo más característico de estas villas?, pregunta la periodista Cristina Giner al guía turístico José Manuel Rabasa.

"Algo que a mí, siempre, me llama mucho la atención, son los jardines. Eran lugares que funcionaban como escaparates. Allí mostraban de lo que eran capaces, mostraban sus fiestas, tiraban petardos y fuegos artificiales. Eran los lugares propicios para que la gente que pasaba por la zona, viera lo que ocurría dentro. Y, además, con esos jardines mostraban su riqueza cultural y una mentalidad abierta", responde José Manuel Rabasa.

La de entonces, era una rica vida cultural que aún sigue en el ADN de este pueblo. Hoy algunas villas abren sus puertas para acoger eventos culturales y rememorar una época que ha dejado una huella imborrable en este paraíso mediterráneo.

Al final del paseo, comienza la 'Vía Verde del Mar'. Se trata de una 'ruta verde' diseñada sobre las antiguas vías del ferrocarril que unía Valencia con Barcelona. Esta es la única de España que transcurre por la costa.

La Sierra de Oropesa se adentra con fuerza en el Mediterráneo ofreciendo unas vistas de ensueño y un paraje natural único. Belén Salvador, ambientóloga y guía, conoce bien los 6 kilómetros de esta vía verde que discurre entre Benicàssim y Oropesa.

“Un lugar único y privilegiado tanto para nosotros como para multitud de especies de animales y plantas que encuentran aquí refugio. Esta es una zona con una biodiversidad enorme. De hecho, dicen que, en un metro cuadrado de matorral mediterráneo, tenemos mucha más biodiversidad que en un kilómetro cuadrado de la 'Selva Negra', en Alemania. ¡Imaginaos la situación!”, señala Belén Salvador.

En el camino descubrimos microrreservas de flora; torres vigías; calas de aguas cristalinas mientras disfrutamos del sol y la brisa mediterránea. Un plan perfecto, de 'turismo verde', que cada día eligen más visitantes.

“Todo va encaminado hacia el hecho de que, cada vez que nos movamos de casa y viajemos, lo hagamos de una manera más responsable y más respetuosa. Estamos comprobando eso aquí, y es algo que se agradece”.

La Comunitat Valenciana cuenta con una gastronomía excelente. Una variada y rica oferta culinaria, en la que destacan los arroces. Hay cientos de formas de cocinarlos. Su secreto radica en un buen sofrito y productos locales de calidad. Uno de los numerosos y destacados cocineros de la zona, ha preparado un arroz con moluscos y marisco, conocido como 'arroz del Senyoret'. La periodista no puede dejar pasar la oportunidad de probar uno de los platos más celebres de la zona.

¿Por qué se le llama 'arroz del Senyoret'?, interroga Cristina Giner.

"Porque, como podéis ver, el marisco viene pelado y, así, el 'señorito' no tiene que estar 'pelando' las gambas en la mesa. Ni tampoco tiene que pelar otros crustáceos ni moluscos, como es el caso del mejillón. Porque se les quita la concha antes de añadirlos al arroz. Todos los ingredientes están listos para comer", explica el chef Antonio Benages.

Como los 'señores de las villas', comemos sin mancharnos las manos. Y, como es tradición, con cuchara, y directamente de la paella, señala la periodista.

Tras probar la sabrosa gastronomía local, es tiempo de explorar el 'Benicàssim interior': el Parque Natural del Desierto de Les Palmes. Merece la pena 'desempolvar' las botas de montaña para recorrer sus rutas senderistas a través de ruinas de monasterios, castillos y ermitas. Y sobre todo disfrutar de las impresionantes vistas sobre la costa.

"Nos espera un viaje fascinante por un Benicàssim desconocido de rutas verdes y senderismo y villas de los locos años Veinte. Un destino perfecto para los amantes de la naturaleza, la cultura, la historia y la gastronomía mediterránea", concluye la reportera de Euronews.