EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Crispación en Ecuador donde aún no se sabe si habrá segunda vuelta

Crispación en Ecuador donde aún no se sabe si habrá segunda vuelta
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La tensión y las protestas se multiplican en Ecuador ante la falta de resultados definitivos de las elecciones presidenciales del domingo.

PUBLICIDAD

La tensión y las protestas se multiplican en Ecuador ante la falta de resultados definitivos de las elecciones presidenciales del domingo. Con más del 90 por ciento de los votos escrutados, aún no se sabe si habrá segunda vuelta. Lenín Moreno, el candidato del movimiento oficialista, Alianza País, está a solo unas décimas del 40 por ciento que le daría la victoria sin necesidad de una segunda vuelta.

“Estamos aquí sabiendo que las proyecciones nos podrán dar una victoria en la primera vuelta. Estamos esperando de forma democrática y pacífica los resultados del Consejo Nacional Electoral”, declaró Lenín Moreno.

Con algo más del 28 por ciento de los votos, el líder del centroderecha Guillemo Lasso está agitando las sospechas de fraude y amenaza con movilizar a sus seguidores.

“Yo les quiero decir que no jueguen con la voluntad del pueblo ecuatoriano. Todavía nos falta una instancia. Si juegan, saldremos a las calles. Y que asuman la responsabilidad”, dijo Lasso.

El Consejo Nacional Electoral ha prometido resultados en tres días, pero desde la oposición se preguntan cómo es necesario tanto tiempo para escrutar apenas el 10 por ciento de los votos. Esto “huele mal” ha dicho Lasso, mientras desde los organismos internacionales se hacen llamamientos a la calma.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Ecuador | Luisa González y Daniel Noboa protagonistas del duelo en la segunda vuelta

Protestas por la aprobación de la 'ley omnibús' de Milei en Argentina

El primer ministro indio, Narendra Modi, jura su cargo para un inusual tercer mandato tras su débil resultado electoral