Última hora

Última hora

Un profesor turco "recupera su trabajo" 18 meses después de su muerte

Leyendo ahora:

Un profesor turco "recupera su trabajo" 18 meses después de su muerte

Un profesor turco "recupera su trabajo" 18 meses después de su muerte
Tamaño de texto Aa Aa

Gokhan Acikkollu fue uno de los miles de funcionarios públicos detenidos en los días siguientes al fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016. Torturado por ser considerado un enemigo del Estado turco, incluso un funeral digno fue demasiado pedir.

El profesor de historia murió el 5 de agosto de 2016, después de ser torturado bajo custodia policial, según el Centro de Estocolmo para la Libertad (SCF).

Las autoridades consideraron a este hombre de 42 años un conspirador y quisieron enterrarlo en un cementerio especial de traidores en Estambul.

Pero la familia de Acikkollu intervino, embalsamó su cuerpo y lo transportó a su pueblo natal para enterrarlo.

Sin embargo, incluso entonces se le negó un entierro musulmán digno. Los imanes, nombrados por la Dirección de Asuntos Religiosos de Turquía, se negaron a realizar sus oraciones fúnebres.

Ahora, más de un año y medio después, sus parientes se han quedado conmocionados al enterarse de que las autoridades lo consideran inocente e incluso le han "devuelto" su puesto como profesor.

El Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), dirigido por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, le ha concedido un indulto.

Llegó a través de una carta del Ministerio de Educación turco, que fue entregada a la viuda de Acikkollu por el director de su antigua escuela.

Acikkollu fue detenido el 24 de julio de 2016, poco más de una semana después del fallido golpe de estado. Se alegaba que era miembro del movimiento del clérigo estadounidense Fethullah Gulen, a quien Erdogan ha acusado de estar detrás del complot.

SCF dijo que Acikkollu es una de las 107 muertes sospechosas y suicidios desde el intento de golpe, que dejó 249 personas muertas inmediatamente después del golpe.

Dijo que Turquía había suspendido o despedido a más de 150.000 jueces, maestros, policías y funcionarios públicos desde julio de 2016.

La ONG añadió en un informe: "El profesor Acikkollu fue golpeado, abofeteado en la cara, pateado en la caja torácica, recibió rodillazos en la espalda y su cabeza golpeada contra la pared."

Su chequeo médico antes de ser detenido no mostró signos de ningún problema cardíaco; sin embargo, fue declarado muerto por insuficiencia cardíaca.

"Cuando se desmayó en su celda, los servicios de emergencia fueron llamados tardíamente y murió detenido, aunque los registros oficiales fueron manipulados para rechazar el falso hecho de que murió en el hospital".