Última hora

Última hora

El recrudecimiento de la violencia en Malmö ¿inquieta a la gente?

Leyendo ahora:

El recrudecimiento de la violencia en Malmö ¿inquieta a la gente?

 El recrudecimiento de la violencia en Malmö ¿inquieta a la gente?
Tamaño de texto Aa Aa

La campaña electoral toca a su fin en Suecia.

Desde el punto de vista de la policía, lo que la gente llama "zona prohibida" es más bien "zona prohibida" para la policía sueca. Tenemos que estar más presentes en estas áreas para desarrollar precisamente la seguridad en las mismas. Pero en realidad, en Suecia no tenemos zonas de exclusión en el sentido internaciona

Anders Ygeman Jefe del grupo parlamentario socialdemócrata

Aquí en Malmö, al sur del país, los partidos políticos están en pleno apogeo, como en cualquier elección. Pero este año la ciudad está siendo protagonista de un debate sobre el reciente recrudecimiento de la violencia en las calles, del que se también se ha hecho eco la prensa internacional.

Muchos citan la inmigración y el fracaso en la integración de los inmigrantes como las principales causas de las mismas.

Sin embargo, Andreas Schönström, socialdemocráta y concejal responsable de la seguridad puntualiza: "Tenemos la tasa de criminalidad más baja desde 1996. De hecho, está bajando. Pero hay algunos problemas por supuesto, serios, con la criminalidad relacionada con las pandillas. Y tenemos algunos tiroteos muy, muy preocupantes entre bandas. Pero el crimen que preocupa a la mayoría de nuestros ciudadanos es el robo de bicicletas".

No obstante han tenido lugar tiroteos, en zonas en donde el número de migrantes es alto. La violencia es uno de los temas más habituales en el discurso de los Demócratas de Suecia, partido de extrema derecha, antinmigración.

Håkan Ask, miembro del SD relata que una vez estuvo "cerca. Acababa de aparcar mi coche y me estaba yendo. 15 segundos después hubo un tiroteo. Pude escuchar las balas cortando el aire y estrellándose contra una valla justo detrás de mí. Así de cerca estuve".

Rosengård está considerada como la zona más peligrosa de Malmô. A menudo se habla de ella como una “zona de no acceso”.

Pero el líder del grupo parlamentario socialdemócrata habla con los votantes, en un centro comercial sin que aparentemente le preocupe la seguridad. Anders Ygeman, jefe del grupo parlamentario socialdemócrata comenta que "desde el punto de vista de la policía, lo que la gente llama "zona prohibida" es más bien "zona prohibida" para la policía sueca. Tenemos que estar más presentes en estas áreas para desarrollar precisamente la seguridad en las mismas. Pero en realidad, en Suecia no tenemos zonas de exclusión en el sentido internacional".

No obstante, el área no está exenta de problemas.

Sigrun Sigurdsson es una trabajadora social, trabaja con los jóvenes de la zona y pide que se incluya a esta parte de la población en la sociedad sueca. Sigurdsson dice que hay "problemas en Malmö. Tenemos problemas con la inclusión de las personas en la sociedad, con la inclusión de los niños en las escuelas. En términos de integración somos realmente malos, y no me refiero solamente a la de los emigrantes, la de todos. Tenemos que mejorar".

Mientras, en el centro de Malmö, la campaña continúa. Pero, aunque se hable de la violencia en Malmö a nivel nacional y fuera del país, la mayor parte de los votantes no parecen estar muy preocupados. Una transeunte Birgitta Berqvist dice: "Por supuesto que hay algo de violencia en ciertas áreas. Pero no todo el tiempo. En esas zonas también hay momentos de tranquilidad. Amal Al Amili, vive en Malmö y dice sentirse segura, "soy muy feliz aquí. La gente es amable. Pero, por supuesto, a veces pasan cosas. Aunque me parece que hay menos violencia que antes. Y de cualquier modo yo siempre me siento segura.”

Según nuestro corresponsal, Jona Källgren "Malmö no es, por supuesto, ni una peligrosa zona de exclusión; ni un ejemplo maravilloso de integración. Pero lo que está claro es que los tiroteos que han ocurrido aquí se han convertido en parte del debate nacional. Y se cree que esto ha pesado en el respaldo a los Demócratas de Suecia, el partido anti inmigración de la extrema derecha. Aunque para saber cuál es el peso de éste y otros problemas en ese respaldo habrá que esperar a las elecciones del domingo".