Última hora

Última hora

El modelo noruego, ¿un ejemplo para el brexit?

Leyendo ahora:

El modelo noruego, ¿un ejemplo para el brexit?

El modelo noruego, ¿un ejemplo para el brexit?
Tamaño de texto Aa Aa

Apretones de manos, palmadas en la espalda, riñas. He aquí una imagen típica de las cumbres de la Unión Europea a 28. De un modo mucho más discreto, los embajadores de Noruega, Islandia y Liechtenstein se reúnen periodicamente para analizar la legislación europea.

Paal Frisvold, autor del libro "Hacia Europa, la historia de una Noruega reacia", explica cómo funciona el modelo noruego. "Implica que somos parte integrante del mercado interior y que tenemos acuerdos en materia de pesca y agricultura. Pero no estamos representados en los órganos de toma de decisión. De modo que cuando queremos opinar sobre las normas que adopta la UE, las transmitimos en una fase temprana a la Comisión, y luego tratamos de presionar a los estados miembros".

Noruega no forma parte de la Unión Europea y por tanto no está representada en el Consejo. "Somos un poco parte de Europa pero sin ser miembros. A veces nos sentimos como ciudadanos de segunda. Eso es verdad", reconoce Frisvold.

Pero es habitual que los representantes de Noruega y de las instituciones europeas celebren reuniones. Y también la embajadora se reúne a menudo con las oficinas comerciales y regionales de Noruega para ponerlas al corriente de los cambios en la legislación europea.

"No nos sentamos en la mesa y tomamos decisiones, eso es cierto", explica Oda Helen Sletnes, embajadora de Noruega ante la UE. "Pero mantenemos relaciones estrechas con el Parlamento Europeo, por mencionar un ejemplo. También contamos con expertos noruegos en la Comisión y tratamos de detectar las cuestiones relevantes para nosotros en una etapa muy temprana de las propuestas legislativas".

Una relación cordial que probablemente Reino Unido desearía. Aunque la primera ministra británica, Theresa May, ya lo ha descartado.

Pero para Frisvold, este modelo "podría dar al mundo de los negocios y a la sociedad británica la posibilidad de anticiparse".