Última hora

Última hora

Los aliados de Merkel pierden la mayoría en Baviera

Leyendo ahora:

Los aliados de Merkel pierden la mayoría en Baviera

Los aliados de Merkel pierden la mayoría en Baviera
Tamaño de texto Aa Aa

Ha sido todo un revés electoral el sufrido por la Unión Social Cristiana (CSU), el partido conservador bávaro aliado de la CDU de Angela Merkel. Peor aún para el Partido Socialdemócrta (SPD) que bordea el 10 por ciento..

En la sede de los democristianoa no podía ocultarlo, cada cara reflejaba fue una mala noche en Baviera para los aliados de Angela Merkel. Han caído por debajo del 40 por ciento de los votos, pierden una mayoría absoluta que han mantenido allí casi constantemente desde la segunda guerra mundial.

El líder del Partido CSU, Horst Seehofer, trató de salvar la situación: "No es un buen día para nosotros, para la Unión Social Cristiana. Pero por otro lado, los votantes bávaros nos han dado el claro mandato de formar un nuevo gobierno para Baviera y asumiremos esta

Los socialdemócratas, los otros aliados de la canciller Merkel en la frágil coalición en Berlín, también perdieron apoyo; llegaron ni al 10% tal y como las encuestas anticiparon.

Pero entre los Verdes , el ambiente era muy diferente. Han emergido como los grandes ganadores de la noche. Duplican sus resultados hasta más del 18 por ciento para convertirse en el segundo partido del parlamento bávaro.

El ambiente deilusión entorno a su líder Katharina Schulze aumentó a medida que llegaban los resultados.

La línea dura de la CSU sobre inmigración ni atrajo más votantes ni impidió el ascenso de la extrema derecha. Alternativa para Alemania entra en el parlamento por primera vez. Su líder, Alice Weidel pidió elecciones generales: "Ya no hay una" gran coalición "en Berlín, ahora es una mini coalición que ya no representa la voluntad de los votantes de ninguna manera. Por lo tanto: allanemos el camino hacia nuevas elecciones".

La CSU ahora tendrá que formar una coalición, una humillación para un partido acostumbrado a gobernar solo desde 1945. Las encuestas muestran sangría de votos en las próximas elecciones del estado federado de Hesse, centro financiero de Fráncfort.

Y aún más, los resultados son toda una alarma para Berlín.