Última hora

Última hora

Este hombre fue a juicio por quitar apoyabrazos "anti personas sin hogar"

Leyendo ahora:

Este hombre fue a juicio por quitar apoyabrazos "anti personas sin hogar"

Este hombre fue a juicio por quitar apoyabrazos "anti personas sin hogar"
Tamaño de texto Aa Aa

Un francés tuvo que ir a juicio por retirar los reposabrazos de los bancos públicos de la ciudad de Lyon para permitir que las personas sin hogar durmieran en ellos.

Hippolyte, que pidió a Euronews que no publicara su apellido, y un amigo decidieron actuar después de ver a gente durmiendo en el suelo en los parques públicos.

"Lo hicimos porque nos parece vergonzoso instalar estructuras para evitar que la gente se acueste en bancos", dijo Hippolyte a Euronews.

Añadió que veía sus acciones como un gesto de solidaridad más que como un acto de asistencia práctica:

"No podemos considerar quitar [los apoyabrazos] como una ayuda para las personas sin hogar porque dejarlas dormir en un banco no es realmente una ayuda".

Los dos fueron vistos una noche cuando comenzaron a separar los soportes de metal que dividían los bancos en asientos individuales y fueron denunciados a la policía.

Uno de los bancos en cuestión en Lyon, Francia.

Fueron condenados por robo de bienes públicos, pero quedaron en libertad tras convencer a un juez de que su comportamiento tenía por objeto poner de relieve un problema social.

Hippolyte dice que le parece irónico que haya sido condenado por robar propiedad pública cuando las autoridades han utilizado el dinero de los contribuyentes para restringir la forma en que los ciudadanos pueden acceder a los bienes públicos: los bancos.

"¿Quién robó la propiedad pública?", preguntó. "Creo que nosotros no."

Sin embargo, Régis Guillet, portavoz de las autoridades de la ciudad de Lyon, quien instigó a la fiscalía, dijo a Euronews que los apoyabrazos no estaban diseñados para atacar a las personas sin hogar.

Según la Asociación Abbé Pierre, que lucha por un mejor acceso a la vivienda, actualmente hay 4 millones de personas sin una vivienda adecuada en Francia.