Última hora

Última hora

Globalización, multuculturalidad y populismo: Cómo gestionar la sociedad del futuro

Leyendo ahora:

Globalización, multuculturalidad y populismo: Cómo gestionar la sociedad del futuro

Globalización, multuculturalidad y populismo: Cómo gestionar la sociedad del futuro
Tamaño de texto Aa Aa

Innovación, desarrollo humano e integración fueron los protagonistas del VI Fórum Humanitario de Bakú.

La conferencia fue inaugurada por el presidente azerbaiyano Ilham Aliev.

¿Tiene futuro el modelo de integración europeo?

En ella se debatió la crisis de la globalización y sus diferentes modelos. En la actualidad los procesos de integración interestatal en el mundo, como la propia Unión Europea, parecen estar en peligro. Pero según el ministro de Exteriores de Azerbaiyán, la UE continúa siendo un punto de referencia fundamental.

Elmar Mamadyarov, ministro de Exteriores de Azerbaiyán:

"Creo que la Unión Europea puede sobrevivir a todas las circunstancias a las que se enfrenta actualmente. Es una organización de países con un gran legado, y creo que puede encontrar la salida a sus actuales problemas".

Las ventajas de la globalización

El bloque es visto tradicionalmente como un paradigma de la integración interestatal en el marco de la globalización, especialmente por lo que respecta a la libre circulación de personas. Pero en la actualidad se están construyendo nuevos muros, incluso en pleno corazón de Europa, lamenta el liberaldemócrata italiano Ettore Rosato.

Ettore Rosato, vicepresidente del Parlamento de Italia:

"Necesitamos romper este muro y hacer de la globalización un proceso no solo económico y financiero, sino uno que también permita el desarrollo de los individuos. Nuestros jóvenes que han hecho un Erasmus han visto la parte positiva de la globalización, debemos invertir en eso. Es un reto enorme, y Europa es el motor de este reto".

El fortalecimiento del populismo

Pero ejemplos como los Erasmus parecen historias de éxito reducidas a una comunidad privilegiada. El populismo crece, por contra, impulsado por el descontento de población ante las llamadas élites, los triunfadores de la globalización.

Es la teoría de Aleksandr Dugin, también conocido como el Rasputín de Putin, tildado por sus críticos de neonazi y ultraderechista.

Aleksandr Dugin, filósofo ruso:

"Estamos culpando al objeto erróneo. Nos equivocamos diciendo, por ejemplo, que hay un populismo que es una amenaza para el humanismo. Pienso exactamente lo contrario: la continuación de las élites globales para liderar o intentar liderar a la humanidad en una dirección técnica posthumana es la verdadera amenaza y el verdadero peligro, y la gente reacciona ante eso".

Diversidad versus nacionalismo

Pero la gente reacciona no solo ante el poder de las élites, sino también ante las propias características de la globalización,. Por ejemplo, ante la movilidad, mostrando su rechazo a la migración. El analista español Ricard Zapata lamenta que los nuevos muros ponen en jaque dos decenios de aproximación intercultural entre países.

Ricard Zapata, profesor de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona:

"El hecho de la movilidad no solamente produce diversidad, sino que esta diversidad está, digamos, atacando directamente los fundamentos mismos de muchos estados que es la nacionalidad, como uno de los elementos básicos sobre los que se han legitimado y construido los Estados. De la misma manera que la globalización es un proceso irreversible, la diversidad dentro de los Estados es también un proceso irreversible, que los estados todavía tienen muchas dificultades de aceptar".

El Fórum Humanitario de Bakú también ha tratado cuestiones como la innovación y la tecnología, que van un paso por delante de los Estados y las personas. Algunos temen el auge de la inteligencia artificial y de las variadas distopías que creen puede llegar a generar.

La amenaza a la estabilidad mundial originada por las políticas de desinformación o la importancia de fomentar el multiculcuralismo para reforzar precisamente esa estabilidad han sido otros de los temas debatidos en este evento que ha congregado a cerca de 600 participantes procedentes de casi cien países, según sus organizadores.

Más de focus