Última hora

Última hora

Un día con los chalecos amarillos

Un día con los chalecos amarillos
Tamaño de texto Aa Aa

¿Exactamente hacia dónde se dirige Francia?

El sábado, miles de persones salieron a las calles sugiriendo que tenían una respuesta a la pregunta. El cuarto acto de protesta de los chalecos amarillos fue el más multitudinario. Y para algunos comenzó el día de la manifestación la noche anterior.

"Normalmente vamos a París. Pero realmente no sabemos qué pasará. No sabemos si podremos llegar allí ", dice Morad, un joven que forma parte del movimiento de los "chalecos amarillos".

París está despertando, es otro día de tensión. A pesar de que el gobierno pide que a los franceses que se mantengan alejados de la cuarta manifestación masiva en cuatro semanas.

Morad y sus amigos están emocionados y aprensivo. Nadie sabe muy bien en qué dirección irán las cosas. Aunque en poco tiempo se sabe por donde van los tiros

''Te dije que harían eso... Y ahora estamos bloqueados ", dice Morad.

"Esto no es Francia. Francia no es así. Estamos siendo oprimidos y no hicimos nada. Exigimos a otros países que respeten los derechos humanos, pero en casa no lo hacemos. Ya viste cómo empezó.

"¿Qué quieres que hagamos? No podemos manifestarnos, no podemos hacer nada. Y esto no es una manifestacion, esto es un movimiento popular. La gente vino de todas partes. Es escandaloso... Esto no es Francia ".

Los manifestantes de chalecos amarillos acusan a la policía de provocar disturbios. Arrinconándolos y usando gas lacrimógeno y balas de goma contra multitudes pacíficas. En medio del caos ... un manifestante es alcanzado por una bala de goma. Está estable, pero en shock.

"Esto es por lo que los manifestante denuncian a la policía - dice la corresponsal de euronews en París Anelise Borges -. Esta es una creación francesa, se desarrolló aquí en Francia. Se llama flashball. Y esto combinado con el gas lacrimógeno es la razón por la cual la gente ha estado corriendo por los Campos Elíseos. Lo que está sucediendo aquí es muy diferente de lo que sucedió la semana pasada. Lo único que es similar es ese canto. La dimisión de Macron, Macron debería renunciar."

Mientras algunos pedian justicia social. Otros saquearon y saquearon decenas de tiendas en París. Mientras que los chal ecos amarillos insisten, estos no fueron parte del movimiento... Otros dijeron que creían que solo al romper las reglas podrán demostrar realmente su enfado y conseguir que el gobierno cambie su postura.

''Creo que mientras Macron y su gobierno no nos escuchen, las cosas solo empeorarán. No me gusta hablar de eso, pero no estamos lejos de una guerra civil. Es lo que está pasando. No estamos lejos de otro mayo de 1968", comenta otro manifestante.