Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Jarro de agua fría de la Unión Europea a May

Jarro de agua fría de la Unión Europea a May
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Basta una sola noche para que las cosas se tuerzan, aún más, para la Primera Ministra británica. Theresa May llegó ayer a Bruselas en busca de ayuda para convencer a los escépticos de su país del acuerdo para el Brexit, pero anoche abandonó la cumbre europea con poco o nada que ofrecer.

"El mecanismo de seguridad se aplicaría temporalmente hasta que sea sustituido por un acuerdo posterior que garantice la ausencia de una frontera dura"

Donald Tusk Presidente del Consejo Europeo

Al llegar a la segunda jornada de la cumbre, el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, fue muy claro al rechazar cualquier cambio en el acuerdo: "No, no, no, no habrá ninguna renegociación, está fuera de discusión; basta, finito. Hemos negociado; todo lo que podemos hacer ahora es ofrecer aclaraciones en caso de que lo necesiten, pero eso es todo".

May había pedido garantías de que el tratamiento diferente para Irlanda del Norte sería temporal. Se trata de una garantía que obliga al Reino Unido a seguir dentro de la unión aduanera europea hasta que se encuentre una manera mejor de evitar una "frontera dura" entre las dos Irlanda, ha apuntado el presidente del Consejo, Tusk.

Vídeo: tenso intercambio entre May y Juncker

"El Consejo Europeo subraya asimismo que, en caso de que, no obstante, se pusiera en marcha el mecanismo de seguridad (de la frontera con el norte de Irlanda), se aplicaría temporalmente hasta que sea sustituido por un acuerdo posterior que garantice la ausencia de una frontera dura", ha dicho Tusk.

El Presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ha apuntado que la UE intensificará los preparativos para el escenario de "no acuerdo", algo del que se hicieron eco otros líderes en Bruselas.

“Objetivamente, las señales que escuchamos ayer no son particularmente tranquilizadoras sobre la capacidad de Gran Bretaña para cumplir con el compromiso que se ha hecho y, por lo tanto, nos aseguraremos de prepararnos para todos los escenarios y también para la hipótesis de un "no acuerdo", ha dicho el primer ministro belga, Charles Michel.

Sin embargo, ambos lados tienen todos los intereses económicos para evitar que esto ocurra.

Ve la comparecencia completa de Theresa May en Bruselas: