Última hora

Última hora

Los taxistas madrileños exigen interponer tiempo y distancia con los VTC para poner fin a la huelga

Los taxistas madrileños exigen interponer tiempo y distancia con los VTC para poner fin a la huelga
Tamaño de texto Aa Aa

Todos los caminos del descontento de los taxistas madrileños conducen a la sede del PP, a cuyos políticos responsabilizan en gran parte de la crisis que atraviesa el sector. En su décimo día de huelga indefinida en la capital de España, los taxistas han presentado este miércoles al Gobierno regional una propuesta de regulación más restrictiva del servicio de los VTC, los vehículos de alquiler con conductor que operan con plataformas como Uber y Cabify. En su propuesta, los taxistas exigen que los VTC se contraten con al menos una hora de antelación y que realicen un recorrido mínimo de cinco kilómetros.

Sin embargo, el Gobierno regional, controlado por el Partido Popular, siempre ha defendido que la precontratación de este servicio es una "línea roja" que no está dispuesto a franquear, y nada apunta a que vaya a cambiar de opinión.

Uno de los carteles exhibidos durante la protesta de los conductores de VTC en Madrid

Los conductores de VTC también se han echado a las calles de Madrid para defender sus puestos de trabajo. Con la vista puesta en Barcelona, donde se prevén despidos masivos en el sector tras aprobarse un decreto que regula el servicio de los VTC, cientos de conductores protestaron el martes frente a la sede de Podemos, el partido que más apoyo ha mostrado a los taxistas, para recordarles que ellos son también trabajadores y no multinacionales y que, como los taxistas, también tienen una familia a la que alimentar.