Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Monsanto, ante el tribunal de apelación por presunta intoxicación

Monsanto, ante el tribunal de apelación por presunta intoxicación
Tamaño de texto Aa Aa

Paul François, agricultor francés, lleva una década luchando contra la multinacional agroindustrial Monsanto. En 2004, resultó intoxicado al inhalar uno de sus herbicidas y desde entonces sufre serios problemas neurológicos. Francois venció a Monsanto en dos ocasiones ante los tribunales, en 2012 y en 2015, al probar que la compañía no alertaba lo suficiente del peligro de su producto. Pero el Supremo acabó anulando esas decisiones. Este miércoles arrancó un nuevo proceso en el tribunal de apelación de Lyon.

"Este producto fue prohibido en Canadá a mediados de los 80, así que Monsanto no podía ignorar que este producto era peligroso, a pesar de lo cual decidieron comercializarlo a sabiendas", recordaba ante la prensa François.

Monsanto, propiedad de Bayer, siempre ha defendido que no está probado que haya relación alguna entre el estado de salud del demandante y el producto en cuestión, el herbicida Lasso, prohibido en Francia en el año 2007.

Pero lo cierto es que el de François no es el único caso. En 2018, en Estados Unidos, Monsanto se veía obligado a pagar 289 millones de euros a un jardinero por haberle provocado un cáncer terminal con otro de sus herbicidas. Monsanto, no obstante, se defiende:

"La naturaleza de las patologías del señor François no existe", decía el abogado de Monsanto, Jean Daniel Bretzner, frente al tribunal. "Y no lo decimos nosotros, no hay más que leer el informe pericial. No se puede atribuir ninguna culpa a Monsanto".

A través de su lucha Paul François se ha convertido en Francia y en Europa en uno de los rostros de la batalla contra el uso de pesticidas y herbicidas. Pero el agricultor francés no es el único que ha presentado una denuncia contra Monsanto: en Estados Unidos, ya se han presentado más de 8.000 demandas legales contra el gigante agroquímico.