Última hora

Última hora

"Gracias a Dios", la cinta que narra los abusos sexuales en la Iglesia católica francesa

"Gracias a Dios", la cinta que narra los abusos sexuales en la Iglesia católica francesa
Tamaño de texto Aa Aa

Lyon se estremece con el preestreno de Gracias a Dios, una película que cuenta la lucha por hacer aflorar la verdad de un grupo de víctimas de abusos sexuales perpetrados por un sacerdote de esta ciudad del sureste de Francia. Los hechos ocurrieron en los años ochenta y han desembocado en un proceso judicial que debía empezar la semana que viene.

Euronews ha hablado con François Ozon, guionista y director de una cinta que ha dado mucho que hablar.

"Para mí esta película no es política, la considero más bien una película ciudadana, que participa en el debate público sobre el silencio en torno a las instituciones y, en particular, sobre la pedofilia en el seno de la Iglesia francesa. El caso Preynat no es más que un pretexto para hablar de las víctimas y de los efectos que ha tenido liberar su palabra, qué consecuencias se derivaron".

En la vida real, el Padre Bernard Preynat ha confesado que los hechos son ciertos, aunque la mayoría han prescrito. La película se centra en la labora de la organización de autoayuda La Parole Libérée, "la palabra liberada", que considera que la cinta de Ozon puede aportar una nueva dimensión para comprender cómo nació y cuál es su lucha actual por hacer aflorar la verdad.

"Creo que la película aporta, en primer lugar, una cronología y una visión completa de esta historia, y creo que permite que hay un verdadero debate de fondo, una verdadera concienciación", comenta François Devaux, presidente de "La Parole Liberée".

"Esta lucha la libramos también por los niños, para que puedan hablar y para que, finalmente, esta plaga pueda ser combatida", añade Alexandre Hezez, de la misma organización.

El preestreno coincide con el proceso contra el cardenal Philippe Barbarin, arzobispo de Lyon, y otros cinco miembros de su diócesis, acusados de encubrir los crímenes sexuales perpetrado por el padre Preynat. Los abogados quieren retrasar el estreno oficial de la película.

Más de cinema