Última hora

Última hora

Los Boeing 737 MAX 8, bajo sospecha tras la tragedia aérea de Etiopía

Los Boeing 737 MAX 8, bajo sospecha tras la tragedia aérea de Etiopía
Derechos de autor
REUTERS/Tiksa Negeri
Tamaño de texto Aa Aa

Tras la catástrofe aérea de Etiopía, que ha costado 157 vidas, se han encendido las alarmas en torno a un modelo de avión, el Boeing 737 MAX 8.

Este accidente ha sido el segundo que sufre un avión de este tipo en pocos meses, después del de la compañía Lion Air en Indonesia, en octubre pasado, que dejó 189 muertos. Los dos siniestros son muy similares, en ambos casos eran aparatos nuevos, que se precipitaron en la fase de despegue.

El accidente de Indonesia se achacó a un problema del sistema automático del Boeing. Ahora se espera que hablen las cajas negras del avión etíope.

Entretanto, China ha anunciado que suspende el uso de aparatos Boeing 737 MAX 8 hasta que se compruebe su fiabilidad.

Personal de la ONU, de organizaciones humanitarias y turistas entre las víctimas

El avión de Ethiopian Airlines, una compañía con buena reputación de seguridad aérea, se precipitó al suelo a los pocos minutos de despegar de Adis Abeba con dirección a Nairobi. El piloto anunció que tenía "dificultades" y había recibido autorización para regresar al aeropuerto.

Esta ha sido una catástrofe con un enorme impacto internacional, pues a bordo iban ciudadanos de 35 nacionalidades, entre ellos, dos españoles, dieciocho canadienses, cinco alemanes, siete franceses, siete británicos y ocho estadounidenses. El parlamentario eslovaco Anton Hmko afirmó "con profunda pena" que su esposa y sus dos hijos estaban entre los 157 muertos.

También había a bordo 19 trabajadores de distintas agencias de la ONU y numerosos miembros de organizaciones humanitarias, muchos de los cuales se dirigían a Nairobi para asistir este lunes a una Asamblea de la ONU para el Medioambiente.