Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

May pide un nuevo aplazamiento del Brexit y tiende la mano a Corbyn

May pide un nuevo aplazamiento del Brexit y tiende la mano a Corbyn
Derechos de autor
Jack Taylor/Pool vía REUTERS
Tamaño de texto Aa Aa

En Londres, sigue la carrera contrarreloj para intentar lograr un Brexit con acuerdo. Tras el último revés en la Cámara de los Comunes, la primera ministra británica ha pedido a Bruselas un nuevo aplazamiento de la fecha de salida. Al mismo tiempo, ha tendido la mano al líder de la oposición laborista para escapar del callejón sin salida.

"Estoy tomando medidas para romper el bloqueo. Ofrezco sentarme con el líder de la oposición y tratar de llegar a un acuerdo que ambos cumpliremos, para asegurarnos de que dejamos la Unión Europea y de que lo hacemos con un acuerdo", decía Theresa May, primera ministra del Reino Unido.

Jeremy Corbyn ha dicho estar "muy feliz" de participar en la elaboración de una solución. Ha adelantado que a principios de la semana que viene se someterán al Parlamento varias propuestas y que no hay líneas rojas.

"No quiero establecer ningún límite, de una manera u otra, antes de estas reuniones. Quiero que comprendan los principios con los que voy a ir a ellas: reconociendo las necesidades de la gente que votó a los miembros del Parlamento y la necesidad de evitar un choque peligroso", afirmaba Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista.

Decepción entre los euroescépticos del ala más a la derecha de los tories

Si no logran un pacto, May dice que permitirá al Parlamento votar otras alternativas para el Brexit, que primero consensuaría con Corbyn. Estas podrían incluir el acuerdo de May y las propias propuestas de los laboristas. Algo que no ha gustado a algunos euroescépticos del ala más a la derecha del Partido Conservador, que abogan por un Brexit duro.

Para el diputado tory Jacob Rees- Mogg, presidente del Grupo de Investigación Europeo, se trata de un "enfoque profundamente insatisfactorio, que no benefia al país".

También ha mostrado su decepción Boris Johson.

"Creo que es muy decepcionante que el proceso del Brexit se haya confiado a Jeremy Corbyn y al Partido Laborista, y creo que el resultado será, si Corbyn se sale con la suya, que sigamos en la unión aduanera", señalaba Boris Johson, exministro de Exteriores del Reino Unido.

Otros son más pragmáticos, como la líder de los tories en la Cámara de los Comunes.

"Estamos tratando de encontrar una manera de cumplir con el referéndum para asegurarnos de que dejamos la UE con un buen acuerdo, que permita estar satisfechos a todos quienes votaron dejar la Unión, pero también que proteja los empleos y nuestra seguridad", declaraba Andrea Leadsom, líder del Partido Conservador en la Cámara de los Comunes.

La fecha del divorcio estaba fijada para el 29 de marzo. Bruselas aceptó retrasarla hasta el 12 de abril. El nuevo aplazamiento deberá ser aprobado por unanimidad por los Veintisiete en la cumbre del 10 de abril.