Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Emergencia pública de salud en Nueva York por una epidemia de sarampión

Emergencia pública de salud en Nueva York por una epidemia de sarampión
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

"Emergencia pública de salud" en Nueva York por una epidemia de sarampión desatada en la ciudad.

La emergencia cubre varias áreas de Brooklyn, donde se concentran las comunidades judías ortodoxas, que rechazan vacunar a sus hijos acogiéndose a motivos religiosos.

Como parte de dicha medida extraordinaria, anunciada por la Alcaldía en un comunicado, los habitantes sin vacunar contra la enfermedad en el barrio de Williamsburg -donde se concentra la mayor población judía de la ciudad- tendrán que inmunizarse con la inoculación contra el sarampión para "proteger al resto de la comunidad y ayudar a reducir la epidemia".

"Esto obligará a vacunar a las personas que viven en la zona afectada. El Departamento de Salud emitirá infracciones y multas a las personas que sigan sin vacunarse", decía el alcalde, Bill de Blasio.

El origen del brote está en un niño que se contagió durante una visita a Israel y ha supuesto la mayor epidemia en la ciudad desde 1991.

Algunos rabinos se posicionan contra las vacunas.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas les hacía un llamamiento:

"Necesitamos que los líderes religiosos, los líderes de la comunidad, convenzan a esta gente de que necesitan proteger no solo a sus propios hijos, sino para que asuman su responsabilidad por la comunidad y la sociedad, para protegerla mediante el desarrollo de este paraguas, para la inmunidad del grupo".

El brote es parte del resurgimiento de esta enfermedad en Estados Unidos, debido al auge de los grupos antivacunas y religiosos.

Solo este año se han registrado más de 460 casos en el país, más de la mitad en Nueva York.