Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Incertidumbre en Venezuela: ¿Por qué Maduro no ha detenido a Guaidó todavía?

Incertidumbre en Venezuela: ¿Por qué Maduro no ha detenido a Guaidó todavía?
Derechos de autor
Miraflores Palace/Handout via REUTERS
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El último golpe de efecto de Juan Guaidó ha llevado a expertos en política internacional a cuestionarse cómo es posible que, conociendo la historia del Gobierno chavista, el presidente de la Asamblea Nacional todavía no haya sido detenido.

"En otro momento de la vida tanto de Hugo Chávez al frente del Gobierno como de Nicolás Maduro, un líder opositor de estas características estaría preso, muerto, exiliado o quien sabe donde", explica a Euronews Carlos Malamud, investigador del Real Instituto Elcano.

Malamud precisa que este es el trato que han recibido otras figuras emblemáticas de la oposición venezolana como Henrique Capriles, actualmente inhabilitado políticamente, Fredy Guevara, exiliado, o el propio Leopoldo López, cuya sorpresiva liberación debió suponer "una bofetada" para el Gobierno chavista.

Según el analista político, Maduro ha tenido varias oportunidades para arrestar a Guaidó, como el día de su declaración como presidente en funciones de Venezuela o cuando regresó al país por el aeropuerto de Caracas, después de su gira por varios países latinoamericanos.

De hecho, pocos días después de haber asumido como presidente de la Asamblea Nacional, fue detenido en una autopista cerca de Caracas para luego ser liberado horas después.

Lee |Maduro, rodeado de militares, pide desarmar a los traidores y golpistas

REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Guaidó en una manifestación contra Maduro el 1 de mayo.REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Para Malamud, que Guaidó continúe en libertad se explica por dos razones: las presiones, tanto externas o internas, que está recibiendo Maduro y las contradicciones en el seno del propio chavismo y las fuerzas armadas.

"Evidentemente un encarcelamiento de Guaidó escalaría toda la situación, las posturas de las partes y de los apoyos internacionales se verían más complicadas, los márgenes de negociación se reducirían notablemente y esto evidentemente podría derivar en una situación más impredecible y mucho más incontrolable".

A su juicio, solo así se explica que todavía no haya habido consecuencias para el líder opositor después de una jornada como la que se vivió el pasado 30 de abril. Estas circunstancias explicarían también por qué tardó Maduro tantas horas en responder y por qué lo hizo por medio de un tuit.

"En condiciones normales, hubiera habido una respuesta inmediata, durísima y contundente tras la liberación de López, volviendolo a encarcelar y arrestando a Guaidó", señala.

Las incógnitas de la 'Operación Libertad'

Pero el hecho de que Guaidó aún no esté arrestado no es la única cuestión que queda en el aire, tras la llamada de la oposición a la insurrección militar del pasado martes: ¿Estaba preparado? ¿Qué falló?

Para el experto, es evidente que sí que hubo una serie de conversaciones, sectores de la oposición con sectores de las fuerzas armadas por otro, avaladas o incluso protagonizadas por parte de los Estados Unidos.

Si hubo una serie de promesas incumplidas por parte de figuras de la cúpula militar del Gobierno de Maduro, como señaló el asesor de seguridad de Trump John Bolton, pone en duda la profesionalidad de la negociación, señala Malamud.

"Lo que ocurre es el ejército venezolano está ante una encrucijada y tiene que tomar sus propias decisiones", precisa el analista, quien no cree que vaya a ver una fractura entre las dos posiciones.

De momento han decidido apoyar a Maduro, pero esta postura podría cambiar en cualquier momento "sobre todo por un cálculo coste beneficio", precisa.

Miraflores Palace/Handout via REUTERS
Maduro participa en una ceremonia en una base militar de CaracasMiraflores Palace/Handout via REUTERS

Un Gobierno militar

El Gobierno de Maduro es heredero del legado de Hugo Chávez, quien tuvo una larga carrera militar, y tiene generales al mando de ministerios y militares como gobernadores de estados y en sectores clave de la economía. Además del lucro que obtienen en relación a actividades ilegales como la compraventa de divisas a precios favorables y el narcotráfico, añade Malamud.

"Los principales interesados en el mantenimiento del régimen son los propios militares, pero también son muy conscientes de los límites que tiene el mantenimiento de un Gobierno en condiciones semejantes", explica. "Por un lado tienen mucho que perder, pero si el régimen continúa más allá de un cierto punto podrían perderlo todo".

Lo que pueda ocurrir en los próximos días dice que está marcado por una fuerte incertidumbre y un escenario cambiante. La comunidad internacional puede meter presión en un sentido u otro, pero lo determinante es lo que ocurra en las calles y lo que haga el propio pueblo de Venezuela", indica.

Lee | ¿Por qué la lealtad de los militares es clave en el conflicto en Venezuela?