Guaidó estaba seguro que contaba con el apoyo del ejército, según experto en comunicación no verbal

Guaidó estaba seguro que contaba con el apoyo del ejército, según experto en comunicación no verbal
Tamaño de texto Aa Aa

Un grupo muy importante de las fuerzas armadas está con la constitución para conseguir el cese definitivo "de la usurpación" de Nicolás Maduro, aseguró Juan Guaidó a los venezolanos este pasado martes 30 de abril.

"Podemos confirmar que la información que da Juan Guaidó es verdadera, o por lo menos es verdadera para él. Guaidó está convencido," así asegura Javier Torregrosa, director del máster de comunicación no verbal científica y experto en conocimiento humano, tras analizar la declaración de Juan Guaidó.

Guaidó anuncia que militares se unieron a él, Maduro denuncia un golpe

Torregrosa enseña comunicación no verbal científica en universidades y también a cuerpos policiales. Pero confiesa no conocer mucho al personaje: "mi especialidad no es la política".

Sin embargo, está convencido de que Guaidó habla desde la honestidad: "En el instante en el que Guaidó afirma la lealtad que le procesa parte del ejército (segundo 0:23), podemos ver como sus ojos se dirigen hacia la izquierda".

De acuerdo al experto, cuando alguien lleva sus ojos a la izquierda, "el cerebro es capaz de procesar recuerdos verdaderos 1.000 veces más deprisa que en otro cuadrante ocular".

Más adelante en su declaración (segundo 0:28) se produce otro gesto clave, llamado "Si Verdadero", explica Torregrosa: "este gesto se ejecuta de manera no consciente asintiendo con la cabeza a un pensamiento sobre algo."

Torregosa añade que Guaidó no está convencido de pedirle a los venezolanos que salgan a la calle (segundo 0:31).

"Hay dos características que analizamos en comunicación no verbal científica que lo delatan: una es el movimiento vertical de hombros, sus hombros suben espontáneamente simbolizando la duda. Y también comienza a alargar las palabras: utiliza muletillas y hace pausas injustificadas. Guaidó duda en este momento, y mucho", insiste Torregosa.

La polémica con Maduro, Padrino López, y EEUU

Venezuela se encuentra en una encrucijada sin precedentes, donde dos administraciones opuestas garantizan que la potestad de gobernar les pertenece.

Para Nicolás Maduro, naturalmente, la declaración de Guaidó es falsa y ratifica que su gobierno tiene la "total lealtad" de los jefes militares del país.

Sin embargo, la versión de Juan Guaidó es respaldada por el asesor de seguridad de Donald Trump, John Bolton, en una declaración a través de una publicación en la cuenta de Twitter de la Casa Blanca.

Para la Administración estadounidense, el Ministro de Defensa de las Fuerzas Armadas venezolanas, Vladimir Padrino; el Presidente de su Tribunal Supremo, Maikel Moreno; y el Comandante de la Guardia Presidencial del país sudamericano, Iván Hernández Dala, serían fundamentales para dar fin, o sostener, al gobierno venezolano. Y según Bolton, las tres personalidades habían "acordaron con Juan Guaidó transferir el poder de Nicolás Maduro al Presidente interino".

Sin embargo, tanto Padrino López como Maikel Moreno han desmentido a Bolton en sus cuentas personales de Twitter y posteriormente, Padrino López dio declaraciones en compañía de Nicolás Maduro.

La declaración de Padrino se ha vuelto viral, puesto que muchos venezolanos opinan que las imágenes dicen más que sus palabras.

¿Qué opina el experto de comunicación no verbal científica y comportamiento humano?

"Nicolás Maduro muestra una indiscutible emoción de ira, con sus cejas en forma de uve y sus labios apretados. Realmente no haría falta saber de comunicación verbal para darse cuenta de la emoción que acompaña a su cara.", dice Torregrosa.

Padrino López también se muestra revelador "sus cejas algo arqueadas y las comisuras de su boca colgando, nos refleja su verdadera emoción: tristeza. La pregunta es ¿por qué?", agrega.

Torregrosa precisa que Padrino López también "saca la lengua por el centro de su boca a una alta velocidad, esto desvela la profunda incomodidad del personaje".

En el momento en el que Padrino López dice "pretende comprarnos", "Nicolás Maduro le lanza una mirada de control e ira, claro en sus cejas y boca apretada. Más adelante, cuando termina su intervención, Padrino mira a Maduro pidiendo aprobación a un trabajo bien hecho, y Maduro, justo en este momento, voltea la mirada."