Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Juncker: "no estoy en redes sociales porque no me gusta leer que soy un borracho"

El presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker.
El presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker. -
Derechos de autor
Reuters / Yves Herman
Tamaño de texto Aa Aa

Con honestidad y hasta un poco de humor, el presidente de la Comisión Europea conversó con Florian Eder, editor Playbook en Bruselas en el medio de comunicación de POLITICO, con quien no dudó en compartir sus pensamientos sobre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y su pasatiempo de despotricar a través de su cuenta de Twitter.

"Aunque es un especialista en tuits, nunca leo estos tuits porque no sigo las redes sociales, porque no me gusta ver día tras día que estoy borracho, que soy corrupto, que soy un don nadie", dijo Juncker.

Tales comentarios, dentro y fuera de la prensa internacional, se produjeron luego de que durante la cumbre de la OTAN del año pasado, el también exministro de Luxemburgo tropezó en varias ocasiones a la salida de una cena oficial con los líderes de la alianza.

Juncker admitió que fue una situación dolorosa a pesar de haber vivido décadas en el despiadado mundo de la política. Sus torpes movimientos se debieron a su tratamiento contra la ciática.

Reuters / Kevin Lamarque

"Esto me molestó porque todavía tengo ataques de ciática", dijo el presidente de la Comisión. "Tengo mucho dolor y durante esta cumbre de la OTAN tuve calambres en las piernas, y luego, por supuesto, me caí. Parecía que estaba totalmente borracho, lo que, por supuesto, le encanta a los medios de comunicación británicos. Pero en mi opinión, este tipo de insultos en la prensa no son particularmente deseables, especialmente para las personas afectadas por esta dolencia".

A pesar de la diatriba de Trump contra su persona y el bloque regional, el político luxemburgués conviene que el mandatario republicano merece el respeto que su cargo le confiere.

"El presidente de los Estados Unidos es el presidente de los Estados Unidos. Se merece respeto porque es el presidente del país, y no debemos acompañar sus acciones con comentarios desagradables de la parte europea ". Sin embargo, al tratarse de temas comerciales con el país norteamericano, Jucker respondió que "tienes que ir al grano inmediatamente", dejando claramente las cuestiones que no alnzanzan un mutuo acuerdo.

El presidente de Estados Unidos no está acostumbrado a que los interlocutores le digan que "usted no tiene razón, presidente, Donald". Y él lo aprecia
Jean-Claude Juncker
Presidente de la Comisión Europea para POLITICO

¿El beso de la muerte?

Después de meses de crispación, Juncker visitó Washington paralegar a un acuerdo comercial que finalmente detuvo las amenazas de aranceles por parte de Estados Unidos hacia la UE. Sin embargo, la tregua fue "sellada" con un beso en la Casa Blanca que no fue bien recibido por los europeos posteriormente.

Juncker admite que su esposa le había dado algunos consejos: "Mi esposa me decía: No beses a Donald Trump" durante su visita en Estados Unidos para aliviar una disputa comercial .

Al final, hubo un beso, pero Juncker insistió, como lo ha hecho anteriormente, que fue Trump quien lo besó.

Lee: El momento en que Juncker parece evitar la mano de Trump

Weber: el favorito de Juncker para la presidencia de la Comisión

Con respecto al proceso de spitzenkandidaten, subrayó que él es un defensor del proceso y que no querría volver a la era en la que "los líderes eligen al Presidente de la Comisión en un cuarto oscuro". Finalmente, aclaró que le gustaría que el Fiscal Jefe del PPE, Manfred Weber, le sucediera en la presidencia de la Comisión Europea.

En cualquier caso, pronto será el dolor de cabeza de otra persona. Cuando el periodista le preguntó qué hará el 1 de noviembre, el día que dejará el cargo, a lo que Juncker respondió: "podré respirar".