Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Perú instaura visas humanitarias a los migrantes venezolanos

Perú instaura visas humanitarias a los migrantes venezolanos
Derechos de autor
REUTERS/Guadalupe Pardo
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Concluyó el plazo. Desde de las cero horas del sábado, Perú exigirá a los ciudadanos venezolanos tener una visa humanitaria, además de pasaporte, para acceder al país andino. Durante las últimas horas del viernes, miles de venezolanos apuraron el plazo para pasar la frontera entre Ecuador y Perú, en Tumbes. Solo el jueves, más de 5800 venezolanos cruzaron de país.

Con su medida, Perú busca frenar un flujo constante de venezolanos para el que dice no dar abasto. El Gobierno de Martín Vizcarra recuerda que desde 2016 más de 800.000 venezolanos han entrado en Perú. Las exigencias son más laxas para los menores de nueve años, los mayores de edad y las mujeres embarazadas: todos ellos podrán gestionar esa visa humanitaria con otros documentos.

Las escenas de Tumbes son similares en Tulcán, entre Colombia y Ecuador, por donde se estima que han pasado en la última semana cerca de 20.000 migrantes: "Pedimos al presidente que alargue un poco más la prórroga para que podamos entrar", dice una venezolana en la frontera de Tumbes. "Yo vengo viajando desde hace dos días y muchos compañeros desde hace una semana, y sin embargo no vamos a poder entrar".

La próxima semana se espera la visita de la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. Desde Mérida, Juan Guaidó hacía un llamamiento nacional para tomar las calles los próximo 19, 20 y 21 de junio para hacer ver a Bachelet lo que está pasando en Venezuela:

"Las próximas semanas con claves. Hay que salir a las calles a manifestar lo que está pasando en el país", decía el jefe del Parlamento. "Para que la ONU y el mundo lo vean. Para que nadie pueda ocultar la tragedia, ni tampoco las soluciones y el futuro de Venezuela".

Desde el Gobierno de Nicolás Maduro aseguran sentirse ansiosos por la llegada de la alta comisionada, que podrá constatar, dice el comunicado oficial, "los amplios e históricos avances del país bolivariano en materia de Derechos Humanos".