Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El River Plate ofrece cobijo y ayuda a los sin techo ante la ola de frío

El River Plate ofrece cobijo y ayuda a los sin techo ante la ola de frío
Derechos de autor
REUTERS/Agustin Marcarian
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El River Plate, el gran club de fútbol argentino, ha abierto las puertas de su estadio para dar cobijo a la gente sin hogar durante la noche. También están repartiendo ropa de abrigo, mantas, así como bebidas y comidas calientes.

El Monumental se ha convertido así en el epicentro de un movimiento solidario para hacer frente a la intensa ola de frío en Buenos Aires. La decisión la han tomado días después de que un hombre falleciera de frío mientras dormía a pocos metros de la Casa Rosada, la sede de Gobierno.

"Este es un enorme gesto que tiene el club River, que como siempre abre sus puertas, pero hoy de una manera extraordinaria -afirma Martín Giovio, uno de los voluntarios-. _Aquí abrigados, compartiendo una cena con nosotros, quizá tengan mejor suerte".
_

REUTERS/Agustin Marcarian

Comida, cobijo e ilusión

El vigente campeón de la Copa Libertadores no solo da cobijo, también reparte un poco de ilusión, ofreciendo a las personas que vienen en busca de ayuda un tour por el museo del club. Voluntarios dan vida al proyecto, que es posible también gracias a la generosidad de numerosos bonaerenses.

"El Gobierno te ayuda con el asunto del habitacional, pero te ayuda con 4000 pesos y vos vas a alquilar una pieza y te vale 7000 pesos -explica Jesús, que ha aceptado la ayuda del club-. _Con lo que he cobrado he alquilado dos veces, tres veces, más no, porque no llega con la plata".
_

La pobreza se extiende en Buenos Aires, con más de un millar de personas en la calle

Todo esto ocurre en una ciudad de Buenos Aires donde la pobreza, alimentada por la crisis económica y la inflación, no deja de extenderse. Cada vez hay más gente en la calle. Las autoridades locales calculan que unas 1100 personas duermen al raso. Su número ha aumentado un 5 % desde comienzos de año.