Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El sonido de las imágenes, para ayudar a los invidentes

El sonido de las imágenes, para ayudar a los invidentes
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Utilizar el sonido de las imágenes como navegador para los invidentes. Un dispositivo de alta tecnología permite que su movilidad sea más segura y autónoma.

Uno de los principales aliados en la movilidad de los invidentes sigue siendo el bastón blanco. Pero pensemos en cambio qué ocurriría si emplearan un dispositivo capaz de comunicar, en tiempo real, la situción espacial en la que la persona se encuentra. Esta tecnología traduce literalmente las imágenes en sonidos y vibraciones y los prototipos de estos dispositivos se están probando ya.

Catalin vive en Rumanía. Perdió la vista progresivamente durante su infancia. Actualmente da clases en una escuela para personas con discapacidad visual y emplea este dispositivo. Su experiencia está ayudando a los científicos a adaptarlo a las necesidades de los usuarios. Hoy, asiste a una sesión test en la Universidad de Bucarest.

El proyecto ha sido bautizado "Sound of vision" y lo coordina Alin Moldoveanu. Explica que "el sistema incluye varias cámaras en 3D que escanean continuamente el entorno, muy rápidamente: 20 veces por segundo. Después procesamos esa información con algoritmos e idenficamos individualmente cada objeto, asociándolo a sonidos generados por ordenadores en 3D. Asi que, de alguna manera, la persona "oye" cada objeto a través de las vibraciones transmitidas por un cinturón, colocado en su abdomen."

La aplicación traduce en voz los rótulos y señales escritos

La pesona invidente se puede guiar en tiempo real gracias a estos sonidos en 3D, combinados con un "feedback" táctil. La intensidad de los mismos cambia continuamente, dependiendo de la distancia a la que se encuentren los objetos. Los investigadores que participan en este proyecto europeo suelen decir que han creado un sexto sentido para las personas con discapacidad visual. Es más, cuentan con otra aplicación gracias a la cual pueden leer signos. Alin Moldoveanu comenta que cuando el "usuario desea leer un texto, simplemente presiona el botón y el sistema busca si hay algo escrito. Detecta cada cambio que se produzca en el entorno de la persona y entonces oye: farmacia, supermercado, estación de metro". Catalin, por su parte comenta que "tiene muchas esperanzas para el futuro, porque quiere que este sistema funcione bien."

El dispositivo identifica los objetos más importantes de la localización como escaleras, puertas o personas que se mueven. Cada cambio en el entorno circundante se identifica inmediatamente. Los usuarios también pueden personalizar algunas funciones del dispositivo si lo desean. Runas Unnporsson, coordinador del proyecto e ingeniero mecánico comenta que "las personas ciegas solo "ven" los obstáculos con los que se topa su bastón blanco, es decir lo que está a un metro de distancia y a un metro de altura. Lo que propone el prototipo de "Sound of vision" es captar mejor: más lejos y a mayor altura."

El desarrollo de la tecnología de navegación exterior se está implementando en la Universidad Técnica de Iasi. Caminar en espacios públicos es mucho más difícil para las personas con discapacidad visual como Eusebiu. En el exterior, el dispositivo tiene que tener en cuenta modificaciones repentinas, como, por ejemplo, cambios de luz, movimientos de vehículos y personas". Según Simona Caraiman, profesora de ingenieria informática "para su uso en el exterior, nos basamos en dos cámaras que funcionan en estéreo: ven el entorno al mismo tiempo. Y en base a estas dos imágenes, estimamos las distancias entre los objetos y la persona. Podemos computar información 3D en el entorno. Se trata de una aplicación que es crítica para la vida de la persona, por lo que el sistema no puede fallar, obviando situaciones peligrosas como un agujero en el suelo, por ejemplo". Este otro usuario, Eusebiu, confiesa que en cuanto empezó "a usar el dispositivo", se sintió "confiado y con una impresión de seguridad mayor de la que había experimentado hasta entonces."

Este proyecto de una duración prevista de tres años, comenzó en 2015 con la participación de 9 organizaciones de cinco países, dos de las cuales proceden de Islandia, tres de Portugal, uno de Hungría e Italia y tres de Rumanía.

Actualmente, los investigadores están afinando los sistemas de interior y exterior para combinarlos. El siguiente paso será la miniaturización del dispositivo para iniciar su comercialización en los próximos dos años.