Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La conmoción da paso al estupor tras el oscuro asesinato de un carabinere en Roma

La conmoción da paso al estupor tras el oscuro asesinato de un carabinere en Roma
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Dolor e incompresión en el velatorio del carabinere italiano Mario Cerciello Rega, un agente de 35 años que falleció el pasado sábado tras ser apuñalado en Roma durante el curso de una oscura reyerta con dos turistas estadounidenses. El crimen conmocionó a Italia y encendió las redes sociales con soflamas racistas, pues en un primer momento se dijo que los sospechosos eran norteafricanos. El ministro del Interior, Mateo Salvini, acusó a los inmigrantes del incremento de la violencia en el país y exigió un castigo ejemplar. El primer ministro, Giuseppe Conte, visitó la capilla ardiente.

Pero la indignación general se transformó en estupor al conocerse más detalles del crimen, y tras difundirse las fotografías de los acusados, dos turistas de 19 y 20 años que robaron la mochila a un camello había les había vendido polvo de aspirinas en lugar de cocaína. Le ofrecieron recuperarla a cambio de 100 euros, a lo que este accedió. Cuando se presentó a la cita, inmediatamente, lo hizo acompañado de dos carabineros de paisano. Uno de ellos falleció tras recibir varias puñaladas, el otro ingresó en el hospital con heridas leves.

En Italia, nadie se explica cómo los agentes acudieron rápidamente y desarmados en auxilio del narcotraficante. A la polémica se suman las críticas procedentes de Estados Unidos tras difundirse la fotografía de uno de los jóvenes con los ojos vendados y las manos esposadas a la espalda. Al respecto, Salvini ha dicho que la única víctima es el carabinero y que si los dos jóvenes, uno de los cuales ha confesado ser el autor de las puñaladas, estuvieran en Estados Unidos serían condenados a muerte.