Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El Parlamento Europeo bloquea a los candidatos de Hungría y Rumanía

Rovana Plumb y Laszlo Trocsanyi
Rovana Plumb y Laszlo Trocsanyi -
Derechos de autor
Parlamento Europeo
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Dos candidatos a comisario han sido bloqueados durante el primer escrutinio del Parlamento Europeo: el húngaro Laszlo Trocsanyi, y la rumana Rovana Plumb.

El Comité de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo alega que en ambos casos existe un conflicto de intereses.

Trocsanyi ha dejado el comité diciendo que tenía "la conciencia tranquila", pero los eurodiputados no han quedado satisfechos con su explicación sobre su papel en una firma de abogados.

La rumana Plumb ha dicho por su parte que no tenía "nada que ocultar", pero no ha logrado aclarar cómo devolvió dos préstamos.

Así lo explicaba la eurodiputada francesa Manon Aubry: "En este momento, lo que decimos es que hay un conflicto de intereses, por lo que no podemos dar nuestro visto bueno. Es el papel de nuestro comité. No podemos validar la nominación de dos comisarios."

Esto significa que estos dos candidatos no podrán ni tan siquiera participar en las audiencias parlamentarias donde debía probar sus competencias.

Para el partido político que gobierna en Hungría, Fidesz, se trata de una persecución política. "Estamos ante una caza de brujas política y trataremos la cuestión como tal. El veredicto había sido escrito de antemano. Esto recuerda mucho a la época comunista", ha declarado el eurodiputado húngaro Jozsef Szajer.

Los dos candidatos rechazados pertenecen a dos familias políticas diferentes, el húngaro está próximo a los populares, mientras que el partido de la rumana forma parte del grupo socialista.

La pelota está ahora en el tejado de Ursula von der Leyen, la futura presidenta de la Comisión Europea. Probablemente tratará de convencer a los gobiernos de Hungría y Rumanía para que envíen nuevos candidatos.