Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Trump tuitea más que nunca desde que se inició el proceso de destitución

Trump se enfada durante una rueda de prensa junto al presidente finlandés Sauli Niinisto
Trump se enfada durante una rueda de prensa junto al presidente finlandés Sauli Niinisto -
Derechos de autor
Leah Millis / Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Tormenta de tuits en la Casa Blanca, con ráfagas de hasta ¡57 por día! desde que el Congreso estadounidense inició el proceso de destitución del presidente Donald Trump por las filtraciones sobre sus conversaciones con el presidente ucraniano Volodymir Zelenski para que buscara trapos sucios a su rival demócrata Joe Biden.

Según los datos de Trumptwitterarchive.com citados por CNBC, en la última semana Donald Trump ha tuiteado más que en todo su mandato, seguido de cerca con su gran victoria polítca: la publicación del informe Mueller, que le eximía en las sospechas de interferencia rusa en las elecciones.

El día 24 de septiembre, cuando Nancy Pelosi anunció que lanzaba la investigación Trump todavía estaba en uno de sus días "normales", tirando a tranquilo, con 16 tuits, un par menos que el día anterior. El día 25 ya comenzó a aumentar hasta los 20 tuits hasta llegar a la cúspide de 57 tuits el día 27 de septiembre.

El análisis de CNBC le otorga aún más tuits darios, incluyendo retuits, en su gran mayoría dedicados al proceso de destitución. En los últimos días ha tuiteado algo menos, y sobre más temas.

No es sólo el número -que hace preguntarse a muchos cuándo duerme- también el contenido. En su cuenta oficial el presidente ha comenzado a usar palabras malsonantes como "bullshit" (algo así como mentira de mierda) y otros exabruptos para referirse al proceso de destitución.

También considera que es mentira que haya un soplón en el espionaje estadounidense que haya filtrado sus conversaciones con el presidente ucraniano. Dice que el proceso de destitución es un golpe de Estado y ha pedido que se investigue por traición al presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes Adam Schiff, encargado de la investigación.

Aunque su tuit más polémico es en el que advirtió de una Guerra Civil si finalmente la destitución salía adelante.

Aunque citaba a un pastor evangélico que hablaba en la cadena Fox, un profesor de Derecho de Harvard considera que ese tuit, en la cuenta presidencial, podría ser motivo suficiente para lanzar el proceso de destitución.