Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Los nuevos aranceles a productos europeos de Trump supondrían la pérdida de empleos en EEUU

Los nuevos aranceles a productos europeos de Trump supondrían la pérdida de empleos en EEUU
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Navidad por todo lo alto en EEUU. El coste de los atracones de estas fiestas va a estar por las nubes. Los últimos aranceles afectan a miles productos, como el queso italiano, el vino frances o las aceitunas españolas. Según la Asociación de Alimentos Especiales (Specialty Food Association), podrían suponen una disminución en las ventas y la pérdida de puestos de trabajo en EEUU.

La tabla de quesos y charcutería que actualmente cuesta 45 dólares saldría por 60 dólares después de aplicar las tarifas.

España será uno de los países más afectados en productos como el queso, el vino, el jamón o el aceite de oliva. Es el principal productor y exportador de aceite de oliva del mundo.

José Luis Miguel, director técnico de la asociación española de agricultores COAG, destaca: "Estados Unidos es nuestro principal cliente fuera de la UE. Es un mercado de alto poder adquisitivo que se adapta bien a los productos españoles de prestigio y calidad. Este es el caso del aceite de oliva y las aceitunas".

Salvatore Di Palo tiene una tienda de comida especial en Little Italy en Nueva York y señala: "Hemos pasado por muchos desastres, llevamos más de 100 años en el negocio. Una depresión. Dos guerras mundiales. Pasamos por varias tormentas y este podría ser el mayor desastre de todos."

Según Di Palo estos aranceles perjudicarían a los pequeños fabricantes de queso, los más originales, a los que no querría perder. Carmelo Troccoli, representante del lobby campesino italiano de Coldiretti, apunta: "Un aumento del 25% de los aranceles sobre productos ,como el queso parmesano que incrementaria su precio hasta los 45 dólares por kilo, supondría que muchos clientes dejarían de comprarlo".

Eso es 5 dólares más de lo que los estadounidenses están pagando por el parmesano ahora. Los enólogos franceses añaden: si quieres una copa de vino, la factura será aún más alta. El año pasado, el 20% de las exportaciones francesas de vino se dirigieron a EEUU, por un total de casi 1.000 millones de euros. Las tarifas más altas aumentarían inmediatamente los precios de 5 a 10 dólares por botella.

Al menos, en EEUU les quedará brindar con champán. Este seguirá al mismo precio ya que está exento del aumento arancelario.