Última hora
Entre miedo al discurso antimigratorio y al socialismo: cómo se hará sentir el voto latino en España
Derechos de autor
Reuters / Susana Vera

Entre miedo al discurso antimigratorio y al socialismo: cómo se hará sentir el voto latino en España

Este 10 de noviembre no solo los españoles están llamados a las urnas. Los extranjeros que poseen la doble nacionalidad podrán participar en la jornada electoral para decidir el futuro de España.

Para tener una perspectiva general: en el país hay un poco más de cinco millones de personas portadoras de la tarjeta de residencia (o certificado de registro), según el avance de cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para 2019. Esto quiere decir que grosso modo los extranjeros representan el 10% de la población total.

A pesar de que no todos cumplen con los requisitos para votar, estos números podrían tener una modesta repercusión en las elecciones generales, sobre todo, cuando el discurso antimigratorio está en auge de la mano del partido ultraderechista Vox, que ha irrumpido en la escena política española en los últimos años.

Entre los que sí pueden votar, uno de los colectivos más comprometidos en ejercer su derecho al sufragio este domingo es el latinoamericano. Entre las 15 nacionalidades más numerosas en el país, Ecuador (10º), Colombia (11º) y Bolivia (14º) son la representación más destacada proveniente de América Latina, seguido por la comunidad venezolana, según el informe del ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de España (Mitramiss).

El discurso antimigratorio en ascenso

Superando los 400.000 habitantes en el territorio (2019), los ecuatorianos tienen una larga tradición migratoria hacia este país europeo. La crisis financiera a finales de los años noventa en Ecuador empujó a muchos a buscar nuevos horizontes, lejos de las duras consecuencias de los recortes económicos y la inestabilidad política. Desde entonces, España ha recibido permanentes oleadas migratorias del país andino, lo que ha generado alrededor de 350.000 ciudadanos binacionales en la actualidad.

Para Vladimir Paspuel, presidente de la asociación Rumiñahui, encargada de ofrecer ayuda a los migrantes, no hay nada peor que la incertidumbre de no tener Gobierno. Paspuel, ecuatoriano de nacimiento pero radicado en el país europeo desde hace dos décadas, busca movilizar a sus compatriotas para detener el avance de Vox en la suma de escaños. El bloqueo en el parlamento ha despertado el temor entre los migrantes que, como los españoles, desconocen qué coalición podría surgir tras los resultados del 10N. Algunos apuntan que una alianza de las derechas donde se incluya al partido de Santiago Abascal podría repercutir negativamente en materia de acogida y ayudas sociales para los no europeos.

Una España franquista se ha levantado
Vladimir Paspuel
Presidente de la asociación Rumiñahui

En una conversación con Euronews, Paspuel se escucha preocupado ante las reiterativas demostraciones racistas por un sector de la población española y asegura, después haber visto el último debate electoral, que el discurso "fascista" se está "normalizando" últimamente en la agenda política debido a Abascal.

"Acudamos a votar con responsabilidad votemos por los partidos constitucionalistas, por los que luchan por la igualdad, la diversidad, por los que respetan los derechos humanos, por los que apuestan por la convivencia", dice Paspuel en un video colgado en su cuenta de Twitter.

"Son los migrantes quiénes van a sostener las pensiones dentro de unos 20 o 30 años"

Un puñado países de la región latinoamericana podrían decir que están familiarizados con los estragos que produce un conflicto armado interno. Los colombianos llevan un manual bajo el brazo.

Más de 50 años de violencia desmedida dirigida esencialmente sobre la población civil ha convertido a Colombia en una nación con altas tasas de desplazamiento interno y migración. Desde 2015, cuentan con el mayor número de desplazados internos, superando incluso a Siria, segín datos de ACNUR.

Muchos colombianos decidieron emigrar debido al conflicto o por otros factores, no necesariamente desligados a las repercusiones económicas y políticas de la violencia, y situaron a España entre sus destinos favoritos ya desde las últimas décadas del siglo XX.

Ese fue el caso de Marisol Herreño, psicóloga de profesión que decidió establecerse en España a mediados de los 2000. Ella como Paspuel, cree en la fuerza de la organización para hacer un frente común contra la extrema derecha española.

Santiago Abascal, líder y candidato presidencial del partido de extrema derecha español VOX habla durante un mitin para dar inicio a su campaña electoral en Hospitalet de Llobregat, cerca de Barcelona, España, el 31 de octubre de 2019.Reuters / Albert Gea

"Nos estamos movilizando[los migrantes] por los ataques de Vox", dice, "hay una cierta cohesión en las asociaciones de migrantes para luchar contra el discurso racista en estas elecciones", agrega.

Sin rodeos, Marisol se declara partidaria del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) porque "nos iguala en derechos con los españoles" y "porque su programa de gobierno favorece la educación, la igualdad y las pensiones para todos por igual". También asegura que el partido que lidera el actual presidente de Gobierno en funciones Pedro Sánchez, ha facilitado la residencia legal a los extranjeros, "aumentando los casos de regularización del estatus migratorio". Herreño comparte algunas cifras al respecto que ella misma maneja surgidas de la colaboración con asociaciones no gubernamentales a favor de los migrantes.

"El hecho que nos permita trabajar legalmente ayudará a la economía española. Porque son los migrantes quiénes van a sostener el sistema de pensiones dentro de unos 20 o 30 años", concluyó.

Sánchez me trae recuerdos de Chávez, pacta con quién sea para quedarse en el poder.
Adolfo Vallejo
Hispano venezolano

El Mitramiss detalla en su informe 'Extranjeros residentes en España', publicado en septiembre de este año, que la edad media de los latinoamericanos no sobrepasa los 40 años. En este renglón destaca a los hondureños como los migrantes más jóvenes (30,4), seguido de los marroquíes (30,8), la segunda comunidad extranjera más numerosa del país después de los rumanos.

Herreño, de 63 años, apunta que en el territorio español "hay 354.461 colombianos de los cuales 188.853 poseen la nacionalidad". Un grupo conformado mayoritariamente por mujeres (54,1%) y adultos jóvenes (39,6).

"Voto al menos malo, no a la excelencia sino al más centrado"

Los 33 años transcurridos en España le permiten a Carlos Donaire hacer una rápida pero valiosa comparación entre el país que encontró a su llegada y el de ahora. "España ahora está más revuelta, más compleja y fragmentada, lo que dio nacimiento a fuerzas políticas de extremos, de un lado al otro", dice Donaire, chileno de nacimiento pero de origen gallego.

Este diseñador dedicado al área publicitaria se refiere a Vox y a Unidas Podemos. Es por ello que para estas elecciones apoya una coalición que esté en armonía con el centro, específicamente una coalición entre el PSOE y Ciudadanos (Cs), aunque admite que tras los últimos sucesos no entiende "qué ha pasado con los candidatos, sobre todo con Albert Rivera".

Por otro lado, Sánchez tampoco es su candidato predilecto. Así como a los demás, lo acusa de tomar el partido como un medio para "su promoción personal".

"Realmente ningún candidato es bueno. En estas elecciones voto al menos malo, no a la excelencia sino al más centrado".

De izquierda a derecha, los candidatos a las elecciones generales: Pablo Casado (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Santiago Abascal (Vox), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos) posan durante el debate electoral en España, el 4 de noviembreReuters / Susana Vera

Al profundizar en su visión de Vox, Carlos utiliza los mismos adjetivos que los demás entrevistados: "fascistas y mentirosos". Una amenaza que para él se traduce en votos por parte de "un gran sector del electorado que está cabreado con todo. Gente insatisfecha" con la realidad del país.

Por otro lado, al referirse a la crisis en Cataluña, este "socialista desde siempre", pide al nuevo Gobierno que tenga "sensatez" y que reanuda el diálogo con las fuerzas independentistas.

"No apoyo el independentismo, pero tampoco las medidas autoritarias", dijo durante el intercambio telefónico.

Lee | El voto de la Cataluña dividida

Más allá de sus preferencia políticas, Donaire quiere que las elecciones den por terminado el bloqueo para que se establezca un presupuesto que combata con los problemas que sufre el país.

Pasamos de participar en diálogos interculturales a ser señalados como migrantes irregulares sin ningún tipo de distinción.
Helia del Rosario
Hispano venezolana / socióloga

Entre la izquierda y la derecha: "siento que estoy entre dos sillas"

La transición de un latinoamericano a la política europea puede ser difícil y hasta en cierto punto confusa. En una región donde los falsos discursos ideológicos van de una lado al otro, como se ha evidenciado a lo largo de la historia, la sociedad y particularmente las generaciones más jóvenes tienden a tomar duras posturas políticas sin siquiera tocar el centro. Las dictaduras en las décadas de los sesenta, setentas y ochentas se han encargado de perpetuar este comportamiento a través de la memoria colectiva.

Helia del Rosario confiesa que es díficil explicar su postura política a sus compatriotas venezolanos o a otros grupos del mismo continente. Comenta que la mayoría dice estar seguro de lo que significa "ser de izquierdas o de derechas", aunque los modelos de Europa y América Latina estén lejos de encontrarse.

Socióloga e hija de migrantes canarios, Helia resume con aplomo la historia reciente de España, por lo que el manejo de las ideologías en los partidos de dicho país no es motivo de confusión para ella. Desde 2001 reside en España, cuando decidió quedarse mientras asistía a unos cursos universitarios. Desde aquel entonces, esta hispano venezolana ha visto la fragmentación de la clase polítca que dio como consecuencia el resurgimiento de los discurso extremistas.

"Me parece grave el resurgimiento de la extrema derecha con discursos que fomentan la fragmentación a base de mentiras", cuenta a Euronews desde Madrid, y afirma que ha presenciado de la misma manera las construcciones de nuevos partidos que van desde "anticapitalistas radicales" hasta el "nacionalismo exhacerbado".

La imágen del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez frías al lado de la cara del Che Guevara en la Havana, Cuba. Foto tomada el 27 de septiembre de 2019.Reuters / Alexandre Meneghini

Para ella, el fascismo no es una opción. Sus padres huyeron del franquismo y se instalaron en Venezuela para recomenzar sus vidas. Hoy, su madre de 93 años está de regreso debido al chavismo: el "mal" que se encuentra al otro lado del espectro político.

El nacimiento de "Unidas Podemos está vinculado con las personalidades del chavismo", dice del Rosario, dejando claro que a pesar de ver con buenos ojos al PSOE, los morados representan una línea roja para ella.

Tampoco considera que el Partido Popular (PP) sea una buena opción, puesto que afirma que las ayudas sociales dirigidas a los migrantes serán diezmadas, tal como ocurrió anteriormente durante su presidencia. Acción que Helia dice haber sido testigo durante su colaboración en entidades municipales de la capital. Además, la situación de Cataluña a cargo del partido dirigido por Pablo Casado empeoraría a su parecer. No obstante, critica las últimas acciones del mandatario socialista.

"Es insólito como se ha manejado la situación de Cataluña. Ha habido poco diálogo (...) Estoy de acuerdo en inhabilitar pero no en condenas con tantos años de prisión", objeta la socióloga.

Los partidos simplemente no negocian por orgullo y por ambición. Si eso no existiera en España, este sería un país con una economía muchísimo más estable.
Viviana Otero
Hispano venezolana / abogada

"Tenemos miedo al socialismo"

Adolfo Vallejo tenía 22 años cuando decidió abandonar Venezuela para instalarse en la capital española. Su abuelo paterno era español, por consiguiente, él y su padre también.

Su salida del país petrolero no tuvo nada que ver con las crisis económica, comenta. "Yo me encontraba bien económicamente, decidí irme cuando comenzó el proceso de la constituyente". Apenas a dos años de su llegada, ya se encuentra lo suficiente involucrado con la actualidad española para salir a votar este domingo. Sin embargo, la situación de su país natal tendrá un efecto decisivo a la hora de elegir en estos comicios generales.

"España se parece a Venezuela en el hecho a que hay políticos populistas", dice, etiquetando directamente a Pablo Iglesias, líder del partido de izquierda Unidas Podemos, de comunista, y a Santiago Abascal de fascista.

"Entre las diferencias, es que aquí hay transparencia", concluye.

Esta visión es compartida por Viviana Otero, también hispano venezolana de 24 años que mira con preocupación el estado en el cual se encuentra el país europeo.

"Este país funciona porque se rige bajo los estatutos de la Unión Europea", dice Otero quién ennumera los problemas cotidianos a los que los ciudadanos deben enfrentar todos los días, en principio por la falta de presupuesto y por "la falta de compromiso de los partidos en discutir algo fuera del tema electoral".

Reuters / Sergio Perez
Pablo Casado, líder del Partido Popular español.Reuters / Sergio Perez

Adolfo como Viviana desean que su nuevo hogar no sufriera estos contratiempos políticos y que hubiese una mayor estabilidad que impulse el crecimiento económico. No obstante, los dos concuerdan que Pedro Sánchez no es el candidato ideal para llevar dirigir el Gobierno en un nuevo mandato.

"Sánchez vela solo por sus intereses, ha sido así desde la moción de censura (...) Es un Hipócrita", opina Vallejo.

Pero pese a su animadversión por el líder socialista, este venezolano de 24 años le gustaría ver una coalición del PSOE con Ciudadanos, aunque sin rastros de Iglesias.

"A pesar de que venimos de Venezuela, donde la historia del socialismo es diferente de aquí. Nosotros tenemos miedo al socialismo porque hemos visto como el populismo arruina la economía", confiesa Vallejo.

La situación económica y humanitara en Venezuela ha obligado a más de 4 millones de personas a salir de su país. Un éxodo que ha golpeado severamente a los países fronterizos y a otros cientos de lugares como España en donde se registró un aumento de la comunidad venezolana del 43,9% en 2018. Para el 1 de enero de 2019, en el territorio español estaban registrados en la base padronal unos 137.589 venezolanos, según datos del INE.

En la actualidad se calcula que hay al menos unos 300.000 de los que solo un poco más del 10% se encuentra en situación regular, informa el diario español El Confidencial.

Yo prefiero mil veces al PP con Vox que al PSOE con Unidas Podemos.
Adolfo Vallejo
Hispano venezolano

A Viviana tampoco le gusta Iglesias por el modelo económico que defiende, principalmente por su "fijación contra las empresa privadas". Mientras su opinión sobre Vox es mucho más categórica: "Vox es un partido misógino, racista y quiere llevar a cabo un programa de Gobierno imposible", dice esta abogada descendiente de gallegos y tinerfeños. Su voto sería para el PP.

Adolfo tiene presente que el ascenso de Vox no sería beneficioso para los españoles y menos para los migrantes, aunque pese a este panorama siga prefiriendo una alianza entre Casado y Abascal.

"El menos malo de los extremos es Vox. Ellos quieren darle seguridad a su país pero no desde un modelo factible (...) si ellos llegásen al poder más de la mitad de las cosas que plantean no se llevarían a cabo porque la Unión Europea no se los permitiría", explicaAdolfo Vallejo.

Igualmente apunta que "nosotros [los venezolanos] somos unos migrantes diferentes a los que vienen de otros sitios por ejemplo, África. Nosotros somos personas que tenemos una capacidad económica e intelectual y muchos de nosotros llegamos aquí con la nacionalidad o pidiendo asilo político", asegura Adolfo, explicando que las cualidades de los venezolanos aumentan las probabilidades de recibir el asilo político y alega que el Partido Popular es un gran defensor de la oposición venezolana.

Visto desde los números, España experimentó un masivo incremento de solicitudes de asilo en donde los venezolanos representan un poco más de un tercio de las solicitudes en 2019. El Confidencial asegura que por los momentos solo un 4% de las demandas son aceptadas en general, inclusive bajo un Gobierno denominado como socialista.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.