Última hora

La reforma sobre delitos sexuales en España: Olvidada en el cajón del bloqueo político

La reforma sobre delitos sexuales en España: Olvidada en el cajón del bloqueo político
Derechos de autor
Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Es lunes por la tarde y las calles se vuelven a llenar a grito de “No es no”. Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia son solo algunas de las ciudades que recorrieron los manifestantes, tras la sentencia de la Audiencia de Barcelona a cinco hombres de Manresa condenados por abuso sexual y no por violación a una mujer. Los manifestantes volvieron a hacerse eco de los lemas que abanderaron hace año y medio al hacerse pública la mediática sentencia de 'La Manada' de los Sanfermines.

En boca de todos estaba ayer la reforma del Código Penal, que anunció en abril de 2018 el Partido Popular, cuando prometió que analizaría la tipificación de los delitos. El entonces ministro de Justicia en el Gobierno de Mariano Rajoy, Rafael Catalá, aseguró que reuniría urgentemente a la Comisión General de Codificación con el fin de realizar una enmienda en semanas.

En España, tanto la violación como el abuso sexual se engloban en la categoría de delitos contra la libertad sexual, pero se estipula que el uso de violencia o intimidación marca la diferencia entre ambos y esto cobra importancia a la hora de dictar las penas.

En junio, con el cambio de Gobierno, le tocó el turno a la nueva ministra socialista Dolores Delgado que recibió una propuesta de la Comisión a finales de 2018. Las modificaciones que se propusieron consistían en eliminar el término de abuso sexual (por el cual han sido condenados los miembros de ambas manadas) para aunar los delitos sexuales bajo agresión sexual. También señalaron un cambio en la redacción de lo que se entiende por consentimiento.

Una propuesta que aún no han sido capaces de trasladar, a modo de modificación, al Código Penal. Esta ha quedado en suspenso debido a la falta de actividad parlamentaria. Los diferentes partidos se lanzan a unas nuevas elecciones, mientras en la calle, los manifestantes escandalizados por la situación lamentan el ‘déjà vu’ que ha traído esta nueva sentencia.

Lee | 'La Manada': ¿Cuál es la diferencia entre abuso sexual y violación en España?

Atascada año y medio después

¿Qué pasó con aquella reforma que anunció el ministro Catalá?

En diciembre de 2018, el Partido Popular, ya liderado por Pablo Casado presentó una proposición de ley en el Congreso con la intención de recoger bajo agresión los delitos sexuales cometidos por dos o más personas y aquellos en los que se utilizase sumisión química que anulase a la víctima.

La principal diferencia radicaría en que, hasta ahora, estos delitos son considerados como agresión sexual siempre y cuando sean cometidos con violencia o intimidación. Esta modificación eliminaría la interpretación de los magistrados, en la aplicación de la ley, obligando a considerar el delito una agresión sexual.

La portavoz de Justicia en el Congreso por el Partido Popular, María Jesús Moro denuncia falta de cooperación por parte de los socialistas. Ha explicado a Euronews que dicha proposición: “Se registra, empieza la tramitación parlamentaria, pero el Gobierno lo fue retrasando para impedir que fuese debatida en el pleno”. Después se disolvieron las cortes, con lo cual, todas las iniciativas propuestas decayeron hasta la formación de una nueva Legislatura.

Moro acusa al gobierno de “no haber facilitado” el debate de esta propuesta en el Parlamento, ya que se han centrado en “producir sentencias con más conflictividad social en este momento”. Una de estas sentencias sería la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, medida propuesta por los socialistas y tachada de “electoralista” por varios partidos de la oposición.

Por su parte, el Partido Socialista ha expresado en varias ocasiones que en la proposición de ley el consentimiento es clave, tal y como recoge su programa electoral. Euronews consultó al Partido Socialista el porqué del retraso en la modificación de los delitos sexuales en el Código Penal, habiendo éste declinado hacer declaraciones.

Se reaviva el debate

Los candidatos, en plena campaña electoral, se han enfrentado por la reforma del Código Penal. En el último debate televisivo, en el que participaban los cinco candidatos a La Moncloa, Pablo Iglesias, líder de Podemos, recriminó a Pablo Casado las declaraciones de la portavoz del Partido Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo.

En el primer debate de la campaña electoral, Álvarez de Toledo afirmó que “no todo lo que no sea un sí, tiene que ser obligatoriamente un no”.

Iglesias subrayó que la medida clave para acabar con el clamor de la sociedad sería una urgente reforma del Código Penal. “Este país no se merece ninguna formación política que cuestione que solo ‘sí es sí’ y hay que dar la razón a las mujeres que están escandalizadas con lo que hemos visto en tantas manadas y con lo que hemos visto en la escandalosa diferenciación que hay entre abuso sexual y violación”, sostuvo.

Casado, en respuesta a las alusiones del líder de la formación morada, reiteró que el consentimiento “se deja muy claro en el Código Penal desde 1822, por tanto no hay ningún debate”. Argumento que ya utilizó en el debate organizado en las últimas elecciones generales y que en su momento fue muy controvertido.

Pero, mientras se suceden los debates y las convocatorias electorales, la reforma del Código Penal, como otras muchas, siguen esperando al desbloqueo político en España para salir del cajón.

Lee | ¿Está pagando la economía española los más de 100 días sin Gobierno?

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.