Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

¿Está pagando la economía española los más de 100 días sin Gobierno?

¿Está pagando la economía española los más de 100 días sin Gobierno?
Derechos de autor
Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El miércoles se cumplieron 100 días desde que se celebraron las elecciones generales en España. Desde entonces, el país sigue sin Gobierno y la investidura fallida de Pedro Sánchez en julio ha dejado a los socialistas con una sola última oportunidad para romper el bloqueo político y evitar unos nuevos comicios: la votación del próximo 23 de septiembre.

Pero, la falta de acuerdo con su único socio factible para alcanzar el Gobierno, Podemos, hace que cada vez sea más probable que los españoles vuelvan a las urnas, lo que alargaría el mandato de Sánchez en funciones. El líder socialista ha admitido que existe una "desconfianza recíproca" del PSOE y Podemos.

¿Está afectando este vacío de poder a la economía española? Euronews ha preguntado a dos analistas.

Sánchez nunca ha gobernado con sus presupuestos

La politóloga Cristina Monge dice que hay que tener en cuenta que España inició el año con los Presupuestos Generales del Estado que aprobó el gobierno anterior de Mariano Rajoy prorrogados. "Por lo tanto, en el tiempo que ha gobernado el PSOE lo ha hecho con los presupuestos de los conservadores, por lo que el margen de maniobra ha sido escaso", explica a Euronews.

Sánchez llegó al poder el 1 de junio de 2018 tras ganar una moción de censura contra el jefe del anterior Ejecutivo y fue en marzo cuando la falta de apoyo para lograr aprobar sus presupuestos le obligó a adelantar la convocatoria de elecciones.

Monge indica que el hecho de no tener presupuestos y de que el gobierno se encuentre en situación de interinidad impide que los socialistas puedan acometer "el grueso de las reformas que querían poner en marcha con carácter transformador y que implican compromisos económicos".

Entre ellos, financiar la transición energética o el fomento de iniciativas económicas y políticas sociales, enumera.

Gobernar con presupuestos heredados también repercute Comunidades Autónomas y Ayuntamientos de distinto signo político, añade Monge, que dice que no saben "a día de hoy con qué recursos de los procedentes del Estado van a poder contar para poner en marcha sus políticas y elaborar sus Presupuestos".

Falta de margen de maniobra internacional

La guerra comercial entre Estados Unidos y China está haciendo mella estos días en la economía internacional con fuertes caídas en las bolsas.

Monge cree que en esta "situación de tensión económica internacional y con la incertidumbre que empieza a cundir en los mercados", la falta de Gobierno, "aunque una buena parte de las decisiones que se pudieran tomar estén en el ámbito europeo", debilita la posición española para encarar los posibles riesgos.

"En definitiva, España puede llegar a un momento clave de la dinámica económica internacional con los deberes del cambio de modelo económico sin hacer y con poco margen de maniobra para encarar la situación".

Previsiones de crecimiento económico

Laura Sánchez, editora jefe de Investing.com, explica que la falta de Gobierno, no está repercutiendo a nivel de previsiones económicas. "De momento la inestabilidad política no está afectando a cómo nos ven en Europa", explica a Euronews.

"De hecho, la Comisión Europea ha elevado la previsión de crecimiento en España para este año del 2,1% al 2,3%, y ha dejado intactas sus expectativas para 2020, fijadas en un crecimiento del 1,9%".

La analista señala además que la economía cuenta con la confianza del comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. "El pasado mes de julio aseguró que una repetición de elecciones de momento no asusta a los inversores, si bien este contexto de un país sin Gobierno está retrasando la implantación de las necesarias reformas que necesita España, como por ejemplo en materia de empleo".

Con un 15,3% de paro medio en 2018, el desempleo sigue siendo el principal reto de la economía española. De hecho, el pasado mes de julio el número de parados bajó, como siempre en verano por el trabajo estacional, pero solo en unas 4 mil personas, el menor descenso desde 2012, apuntaba El País.

"En cuanto a los mercados financieros, si bien es cierto que al Ibex 35 le gusta la estabilidad política, de momento el selectivo español está más centrado en otros riesgos geopolíticos globales", indica Sánchez, quien precisa que a los mercados ahora les preocupa la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y no que España no deje que las urnas acumulen polvo.

¿Una economía acostumbrada a un país ingobernable?

No es la primera vez en los últimos años que España se encuentra inmersa en esta encrucijada. En octubre de 2016, la abstención de 68 diputados del PSOE rompió con 10 meses de bloqueo político e hizo a Rajoy presidente.

Entonces, la falta de Ejecutivo sentó bien a los indicadores económicos: el PIB creció por encima del 3%, el paro descendió y la prima de riesgo se mantuvo estable. Por lo que la respuesta de la economía española a la ingobernabilidad es difícil de prever.

Lee | ¿Puede una reforma electoral facilitar la gobernabilidad en España?