Última hora

'China Cables', la investigación que destapa los campos de internamiento de miles de uigures

'China Cables', la investigación que destapa los campos de internamiento de miles de uigures
Tamaño de texto Aa Aa

Se la conoce como "Los cables de China", y ha destapado toda una red de detenciones masivas y represión sistemática a manos del gobierno de este país contra cientos de miles de uigures.

Se trata de una investigación llevada a cabo por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que revela prácticas de adoctrinamiento en centros de detencion a ciudadanos de esta minoría musulmana de la región de Xinjiang, al noroeste de China. 17 medios internacionales han colaborado en este sonado trabajo de investigación.

"El objetivo final es cambiar a toda una población minoritaria", rebela Adrian Zenz, experto sobre la represión comunista en China. "Es un genocidio cultural, una reingeniería social coercitiva".

Adoctrinamiento y 'desradicalización'

Los documentos obtenidos por estos 17 medios de comunicación rebelan como los uigures "sospechosos de extremismo" son recluidos sin juicio previo en los llamados "centros de educación ideológica y entrenamiento profesional" donde por espacio de un año son adoctrinados en busca de su desradicalización. Cerca de un millón de personas habrían sido internadas en estos centros.

"Cuando nos levantabamos por la mañana teníamos que decir cosas como 'Gracias Xi Jinping, larga vida a Xi Jinping' después de escuchar himno nacional", rebela una exprisionera. "Solo entonces nos daban de comer".

Desde Pekín defienden que estos centros no son más que cursos voluntarios para todo aquel uigur que quiera alejarse del fanatismo islámico, si bien los documentos destapados dejan bien a las claras que estos lugares, construidos durante los últimos tres años, debían operan como prisiones de alta seguridad y bajo el mayor secretismo posible. Todo ello por orden de las altas esferas del Partidos Comunista Chino, que ya ha negado rotundamente la veracidad de estas informaciones:

"Esos documentos son pura invención", asegura el embajador chino en el Reino Unido, Liu Xiaoming a la prensa. "Si quieren tener un documento sobre este centro de educación yo puedo mostrarle muchos. No escuchen noticias falsas ni hagan caso a las invenciones".

Según denuncia la investigación, las detenciones se llevan a cabo a través de un sistema de vigilancia encargado de identificar sospechosos, los cuales son llevados a los centros sin condena concreta ni juicio previo. Los residentes, controlados en cada momento y en muchos casos esposados, solo son liberados una vez hayan sido plenamente reeducados. Un muy elaborado y organizado sistema con el China estaría pretendiendo acabar con las ideas y creencias de una etnia de 11 millones de personas.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.