Última hora
This content is not available in your region

La estricta normativa de la UE para que los coches emitan menos CO2

La estricta normativa de la UE para que los coches emitan menos CO2
Tamaño de texto Aa Aa

Desde el próximo uno de enero todos los fabricantes automovilísticos en Europa deberán cumplir con la nueva regulación o enfrentarse a cuantiosas multas.

¿En qué consiste la nueva normativa de la Unión Europea?

Ningún nuevo vehículo vendido en la UE podrá emitir más de 95 gramos de dióxido de carbono por kilómetro.

Con el tiempo, el objetivo cambiará y las normas se volverán más estrictas.

Si la industria automovilística no hace avances para cumplir los límites marcados para 2020-2021, se enfrentará a multas que en su totalidad ascienden a 32.000 millones de euros, dos veces sus beneficios estimados, y será forzada a aumentar los precios.

Las empresas también podrían verse obligadas a recortar empleos.Audi ha anunciado que eliminará hasta 9500 puestos de trabajo en sus fábricas alemanas en los próximos cinco años. Con ello podrá disponer de unos 6000 millones de euros para invertir en vehículos eléctricos y tecnología digital.

"El último mes la industra automovilística alemana vuelto a empeorar. Las estimaciones son negativas", cuenta Clemens Fuest, presidente de IFO. "Nos encontramos en un proceso de transformación complicado. No está claro cuál será el futuro de los coches diésel. Las empresas saben que necesitan más coches eléctricos y nueva tecnología de conducción, se trata de un gran cambio. Una décima parte de los empleos del sector en Alemania dependen de motores de combustión".

Alemania planea incrementar en un cincuenta por ciento las subvenciones a los compradores de coches eléctricos durante cinco años a partir de 2020.

Para modelos de hasta 40.000 euros la ayuda subirá de 4000 a 6000 euros.

Los subsidios varían de un país a otro de la Unión Europea, al igual que las ventas.

La Asociación Europea de fabricantes de automóviles se queja de que a pesar de los recientes incrementos, la cuota de mercado de los vehículos que funcionan con energías alternativas es todavía cinco veces menor que la de los de combustibles fósiles.

Los nuevos turismos de gasolina suponen el 59,5 por ciento del mercado, los diésel un 29% y los de energías renovables poco más del once por ciento.

La empresa investigadora de mercados IHS Markit no espera ningún gran avance.

Estima que para 2025 solo el 10,2% de las ventas mundiales será de coches eléctricos. Y subirán hasta el 14,8% en 2030.

La situación en Europa puede ser un buen ejemplo a seguir, una excepción positiva. Pero para ello será necesario el esfuerzo conjunto de Gobiernos, fabricantes y conductores.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.