Última hora
This content is not available in your region

Fiat Chrysler y Peugeot-Citroën aprueban su fusión

euronews_icons_loading
Fiat Chrysler y Peugeot-Citroën aprueban su fusión
Derechos de autor  APTN
Tamaño de texto Aa Aa

El grupo automovilístico Fiat Chrysler (FCA) y el fabricante francés, Peugeot-Citroën (PSA), aprobaron este miércoles un acuerdo de fusión. El nuevo grupo se consolida como el cuarto fabricante de automóviles mundial, por detrás de Toyota, Volkswagen y la alianza Renault-Nissan.

La nueva empresa, que todavía no tiene nombre, tendrá un volumen de negocio de 170.000 millones de euros. Vendiendo 8,7 millones de unidades anuales, el 9,5% del total global. Las sinergias estimadas serán de 3.700 millones de euros.

Aunque los accionistas compartirán el capital de la empresa al 50%, los accionistas de PSA recibirán 1.742 títulos de la nueva entidad, por cada uno de los que tienen actualmente en el grupo francés, mientras que los de FCA recibirán uno. La razón es que la cotización de las acciones de una y otra empresa es diferente actualmente (22,11 euros antes de la apertura de la bolsa este miércoles para PSA y 13,55 para FCA).

La previsión es que no se cierre ninguna fábrica ya que las empresas, ahorraran al compartir las inversiones en plataformas de vehículos, motores y nuevas tecnologías, al tiempo que se aprovecha la escala de compras. La fusión, según han informado las dos compañías automovilísticas, generará un ahorro anual de 3.700 millones de euros, que se invertirán en la "nueva era de la movilidad sostenible".

La futura cuarta empresa automovilística tendrá una administración dividida entre las dos empresas, el consejero delegado de PSA, Carlos Tavares, será el director ejecutivo del nuevo grupo. Mientras John Elkann, presidente de Fiat Chrysler, presidirá el consejo de administración.

Con la fusión habrá movimientos en las participaciones de los tres accionistas de referencia de PSA, que son el Estado francés (a través de BPIFrance), la familia Peugeot y el chino Dongfeng. Los tres tienen actualmente una participación equivalente, pero Dongfeng cederá 30,7 millones de títulos PSA y en la nueva entidad se quedará con el 4,5 %. BPIFrance y la familia Peugeot tendrán un 6 % cada una.

PSA ya había coqueteado con Fiat a principios de año, pero el grupo italiano -controlado por la familia Agnelli y presidido por John Elkann- rechazó la propuesta para probar suerte con Renault, una iniciativa que se frustró por la falta de apoyo del Gobierno francés y de Nissan. Un gobierno que dió el visto bueno a la actual fusión a finales de octubre.

El nuevo grupo contará en su catálogo con algunas de las marcas de coches más conocidas como Peugeot, Opel, Maserati, Citroën, Jeep y Fiat.