Última hora
This content is not available in your region

Un ataque con motivos xenófobos, el "veneno" de la sociedad alemana

euronews_icons_loading
Un ataque con motivos xenófobos, el "veneno" de la sociedad alemana
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Había motivos racistas detrás de la masacre de la noche del miércoles en Alemania. Es lo que señalan fuentes policiales sobre el ataque en Hanau que ha dejado nueve muertos y cuatro heridos graves en dos bares de fumadores de pipas de agua generalmente frecuentados por musulmanes, además de la madre del tirador y él mismo, que se quitó la vida.

El atacante, de 43 años y nacionalidad alemana, estaba ligado a la ultraderecha y tenía licencia de armas de caza. Publicó un vídeo en un canal de internet y dejó una carta, a modo de epílogo, relacionados con su macabro acto. Los policías hallaron su cadáver y el de su madre, en el domicilio familiar, horas después de los tiroteos.

"Según las pruebas actuales, existe un motivo xenófobo. Todavía continuamos con la investigación para determinar si lo que ha dejado es una carta de confesión u otros documentos. Hemos encontrado una página de internet de la que surge un supuesto fondo xenófobo. Según las pruebas de que dispongo, actualmente, era propietario legal de un arma y practicaba el Tiro Olímpico", afirma el ministro del Interior de Hesse Peter Beuth.

APMichael Probst

El primer ataque se produjo sobre las 20.00. El atacante disparó desde su coche, donde se halló la munición, y luego se dio a la fuga.

"El racismo es un veneno, el odio es un veneno"

En una breve comparecencia de urgencia, la Canciller Angela Merkel señaló que el atacante se guiaba por motivos "ultraderechistas" y "racistas", por "odio contra personas de otro origen, de otra religión o apariencia".

"Hoy es un día extremadamente triste para nuestro país. El profundo dolor por la muerte violenta de tantos conciudadanos, que el pueblo de Hanau siente hoy, es algo que yo y la gente de toda Alemania sentimos. El racismo es un veneno, el odio es un veneno. Y este veneno existe en nuestra sociedad y es responsable de demasiados crímenes", ha dicho Merkel.

En el parlamento de Hesse se ha guardado un minuto de silencio en honor a las víctimas mientras se sigue investigando el perfil del autor, que no era conocido por la policía o el servicio secreto.

La ciudad, de unos 100.000 habitantes está situada a 20 kilómetros de Fráncfort.