Última hora
This content is not available in your region

La epidemia del coronavirus irrumpe con fuerza en Estados Unidos

euronews_icons_loading
La epidemia del coronavirus irrumpe con fuerza en Estados Unidos
Derechos de autor  Mahesh Kumar A/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La epidemia del coronavirus ha irrumpido con fuerza en Estados Unidos con al menos 17 muertos, once en la ciudad de Seattle, en el estado de Washington.

Con los geles antibacterias agotados en muchos establecimientos y las medidas de contención en marcha, los enfermos confirmados superan los 200 en todo el país. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha declarado el estado de emergencia en la región tras confirmarse este sábado que el coronavirus afecta a 76 personas, diez de las cuales están hospitalizadas.

La preocupación crece y hasta los partidos de baloncesto podrían jugarse a puerta cerrada.

Irán es una de las principales zonas de riesgo de contagio en el mundo. El último balance oficial habla de 145 muertos con más de 5.800 enfermos confirmados y más de 16.000 personas hospitalizadas, con síntomas compatibles con el coronavirus. No se ha decretado ninguna cuarenta específica aunque el cierre de colegios y universidades se mantendrá al menos hasta el 19 de marzo, el Año Nuevo del calendario persa.

Arabia Saudí mantiene las restricciones de acceso a los peregrinos extranjeros a los lugares sagrados del Islam de La Meca y Medina, aunque la Gran Mezquita de La Meca volvió a abrir sus puertas este sábado tras finalizar las operaciones de desinfección. Este país ha registrado hasta el momento cinco casos.

Por su parte, la Autoridad Nacional Palestina tiene a un grupo de quince estadounidenses en cuarentena en un hotel de Belén, todo por precaución. Escuelas, universidades y mezquitas siguen cerradas y el maratón de Palestina ha sido aplazado.

En China, el primer país en el que apareció el coronavirus las medidas de confinamiento se han confirmado efectivas. La cuarentena decretada desde finales de enero en varias ciudades en las que viven 56 millones de personas, ha ralentizado la propagación de la epidemia.

En total, 92 países han registrado al menos un caso confirmado. Hasta la fecha, el balance de muertos supera los 3.400 y son más de 100.000 los enfermos en todo el mundo.