Última hora
This content is not available in your region

La Comisión Europea pide medidas “agresivas” para contener el coronavirus

euronews_icons_loading
La Comisión Europea pide medidas “agresivas” para contener el coronavirus
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Italia se aisla, Francia cancela eventos, España cierra escuelas y los alemanes hacen acopio de víveres.

El coronavirus no sabe de fronteras y, ante la crisis, los países reaccionan sin esperar a la Unión Europea.

La Comisión ha instado a los Estados miembros a trabajar para contener la epidemia, sin entrar a valorar la actuación de los diferentes países. La comisaria de Salud, Stella Kyriakides, ha pedido que centren sus esfuerzos en “contener de manera agresiva” la propagación, en especial en las zonas en donde los casos son aún poco numerosos.

El Parlamento Europeo ha acortado la duración de su sesión plenaria para reducir el riesgo de contagio, y algunos eurodiputados han aprovecha el debate para pedir más coordinación.

"Necesitamos una respuesta ambiciosa y coordinada, todos tenemos que trabajar para contener el brote. Especialmente en términos del impacto económico y social", ha dicho Dragos Pislaru, eurodiputada rumano del grupo Liberal.

Otros han pedido que se refuerce el sistema de protección social. "Necesitamos sistemas sociales que garanticen las bajas por enfermedad para que la gente pueda quedarse en casa si no se siente bien o para que se respete la cuarentena", ha explicado Ska Keller,eurodiputada alemana del grupo de los Verdes.

Pero también hay quien insiste en que sólo el Estado nación tiene los medios para responder a la crisis. "¿Quién puede actuar de manera rápida y efectiva? La nación. ¿Quién puede cerrar fronteras? La nación", ha proclamado André Rougé, eurodiputado francés del grupo de Identidad y Democracia.

Muchos coindicen en que este es el desafío más grande al que la Unión Europea va a tener que hacer frente en mucho tiempo en términos de solidaridad.

"Potencialmente, esto es como la recesión de 2008. Esta teniendo repercusiones muy graves: ha perturbada la cadena de suministros, los trabajadores tienen que quedarse en casa", explica Frances Fitzgerald, eurodiputada irlandesa del grupo Popular. "Creo que todas nuestras instituciones financieras van a tener que analizar cómo ayudar a las personas, las familias y las empresas".

La Unión Europea es consciente de que la situación se agravará en las próximas semanas, poniendo a prueba a los sistemas de salud y las economías. Por ello ha pedido "solidaridad" entre los Estados miembro y que no se adopten medidas que puedan perjudicar al resto.