Última hora
This content is not available in your region

El Palacio de Hielo, convertido en morgue de un Madrid desbordado por el COVID-2019

Miembros de la Unidad Militar de Emergencia (UME) trasladan los  primeros cuerpos en el Palacio de Hielo.
Miembros de la Unidad Militar de Emergencia (UME) trasladan los primeros cuerpos en el Palacio de Hielo.   -   Derechos de autor  PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

En este día en el que España ha superado a China en número de víctimas mortales del COVID-19, en Madrid han muerto 290 personas en 24 horas. Desbordados por la situación, los servicios funerarios municipales no podían recoger más víctimas por la falta de equipamiento de protección para los empleados.

Este mismo miércoles la actividad ha retomado para la funeraria municipal después de recibir equipos de protección, aunque en una entrevista con Onda Cero el alcalde de Madrid ha declarado que el uso del Palacio de Hielo no tiene que ver con el problema de las funerarias municipales sino con la saturación de los crematorios y cementerios.

Según reveló el diario El Español citando fuentes municipales los cadáveres se estaban acumulando en los hospitales públicos y en los domicilios particulares.

La pista de hielo olímpica de 1.800 metros cuadrados reune las condiciones necesarias para almacenar los cuerpos hasta que se resuelva la situación.

El alcalde de Madrid José Luis Martínez Almeida comunicó a las autoridades del Gobierno central que ya no podían inhumar ni incinerar más fallecidos.

Se da la circunstancia de que el Palacio de Hielo está muy cerca del pabellón de exposiciones y convenciones IFEMA, donde el Ejército ha instalado un hospital de campaña con 5.000 camas.

Según informa el diario 20 Minutos, el centro comercial contiguo a la pista de hielo está cerrado, solo permanecen abiertos una farmacia y un supermercado.

La Unidad Militar de Emergencias del Ejército español es la encargada de gestionar la morgue improvisada, a la que acudirán a partir de ahora los servicios funerarios.

Según el Gobierno regional en declaraciones recogidas por El País se trata de una solución temporal para aliviar a los hospitales y las familias.

Aseguran que se tomarán todas las precauciones necesarias para identificar los ataudes y los cadáveres.

"La situación para nosotros es bastante apocalíptica", dijo Mario Navarro, gerente de la funeraria Funerarias Madrid, a Forbes.com.

Madrid suma ya 14.597 contagiados y 1.825 fallecidos. El total de España es de 47.610 contagiados y 3.434, el país con más muertes después de Italia.