Última hora
This content is not available in your region

Londres ultima su hospital de campaña

euronews_icons_loading
Londres ultima su hospital de campaña
Derechos de autor  MINISTRY OF DEFENCE
Tamaño de texto Aa Aa

Londres acelera la puesta en marcha de un hospital provisional con 4.000 camas. Es el primero de los tres hospitales de campaña que quieren poner en funcionamiento en el Reino Unido.

Con la ayuda del Ejército, confían en finalizar las obras en el inmenso pabellón de ferias y congresos Excel, en el este de Londres y poder atender a un número de enfermos que aumenta a un ritmo descontrolado. Cerca de 30.000 casos y al menos 2.350 fallecidos. El miércoles 563 personas murieron en 24 horas.

El Centro "Excel", un inmenso pabellón de ferias y congresos en el este de Londres, tiene unas instalaciones similares al de IFEMA en Madrid. El hospital Nightingale se llama así en homenaje a la creadora de la enfermería moderna, Florence Nightingale.

"Este hospital es una operación logística extraordinaria con 500 camas de cuidados intensivos para pacientes con COVID-19. Y podría aumentar su capacidad hasta 4000 camas de UCI. Pero el personal sanitario está muy preocupado porque les falta el equipo de protección necesario para no contagiarse."

"El tener que procurarse sus propios equipos de protección no es una buena idea. Hemos asegurarnos de que el personal sanitario tiene la protección necesaria. Espero que hayan previsto equipos de protección para todos los centros sanitarios del país", explica irritada la doctora Claudia Paoloni, sindicalista del cuerpo médico británico.

35.000 profesionales que estaban retirados o en excedencia van a incorporarse para atender la crisis del coronavirus. además, el Gobierno británico quiere alistar a 250.000 voluntarios para que ayuden al personal sanitario en las tareas de limpieza o reparto de medicamentos.

"Necesitamos personal médico altamente cualificado. Enfermeras, médicos y anestesistas altamente cualificados, y no estoy muy segura de que los podamos conseguir. Está muy bien tener mucha gente que se ofrezca voluntaria, pero vamos a ver cómo gestionamos el cuidado de los pacientes entubados."

En Londres, por fín se han impuesto las necesarias medidas de confinamiento. La condena a la "caótica" y "escandalosa" gestión de Boris Johnson es unánime.

La pregunta es si todas estas medidas no llegan ya demasiado tarde para evitar el colapso del Servicio Salud británico.