Última hora
This content is not available in your region

Crecen las tensiones sociales en Rumanía con el confinamiento

euronews_icons_loading
Crecen las tensiones sociales en Rumanía con el confinamiento
Derechos de autor  Vadim Ghirda/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Disturbios en Rumanía entre la población con menos recursos. Cuando la pandemia se cernió sobre Europa occidental, cientos de miles de rumanos volvieron a sus casas, para encontrarse de inmediato confinados en su propio país.

Muchos de ellos pertenecían a la comunidad gitana y se concentraron principalmente en las zonas más pobres de Bucarest. Las tensiones pronto se desataron entre ellos y con el entono vecinal más próximo. En Bucarest, la policía disolvió una ruidosa celebración de Pascua. Disturbios similares ocurrieron en todo el condado en los días siguientes. La policia rumana los disolvió.

El sociólogo Necula Cipriana, de la Ong Plataforma Arese, explica_:"Se trata de la condición social y económica de la marginalidad y de las personas que viven en estos asentamientos y que las autoridades ignoran. Hemos planteado ese problema varias veces con la ONG Aresel: que el estado no hace su trabajo en estas comunidades y los ignoró durante un largo período de tiempo. Y ahora vemos un efecto de esta ignorancia de las autoridades. Y esto sucedió hasta ahora también debido a algunos prejuicios, porque en estas áreas viven principalmente gitanos, pero también no gitanos que sufren la misma condición económica y social "._

Desde mediados de marzo, casi medio millón de personas regresaron a Rumania desde el extranjero, algunas porque temían la enfermedad, otras porque perdieron sus empleos en la Europa occidental.

Según la policía, los incidentes se produjeron entre miembros de la propia comunidad gitana.

El subdirector de la policía rumana, Dan Antonescu, "La mayoría de ellos estaban bajo los efectos del alcohol, por lo que v olvieron sobre agravios del pasado entre familias, entre individuos. Esos conflictos se reabrieron y se convirtieron en episodios violentos".

En estos momentos especiales, cuando todos nos sentimos frustrados y extremadamente nerviosos debido a este confinamiento, que tenemos aquí al fin y al cabo para nuestro beneficio, la policía está aplicando las nuevas reglas; y cuando se infrinjen, intervienen rápidamente.

Las autoridades explican que el crimen violento en general ha disminuido en un 47% durante las semanas de confinamiento. en Rumanía

Pero todavía hay incidentes aislados. El ministerio del Interior ha aumentado el número de efectivos y patrullas.

Han desplegado helicópteros para la detección inmediata de posibles distrubios en las zonas más pobres de la capital rumana.ahora controlan regularmente las áreas consideradas de alto riesgo.

Como en otros estados de la UE, la ola sin precedentes de ciudadanos que vuelven al país ha complicado los esfuerzos de las autoridades rumanas para imponer el confinamiento nacional. Una operación policial especial con recursos extraordinarios sería lo último que las autoridades necesitan en la batalla contra el coronavirus.