Última hora
This content is not available in your region

Banderas rojas en las favelas de Bogotá donde el COVID-19 provoca el hambre

euronews_icons_loading
Banderas rojas en las favelas de Bogotá donde el COVID-19 provoca el hambre
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La cuarentena en Colombia ha dejado sin ingresos a los más pobres. En la nevera de Óscar no queda nada.Tenía, como la mitad de sus compatriotas, un empleo informal. Pero sin salir a la calle no hay cómo ganar dinero y en familias como esta faltan alimentos.

Comer a diario es una odisea como confiesa Óscar Chilatra que trabaja por su cuenta: “Estamos haciendo dos comidas. A veces una, o dos. Y con tres niños. Entonces lo que necesitamos es una ayuda del Gobierno o de alguien que pueda venir y ver en qué clase de condiciones vivimos aquí en este barrio”.

Colombia, séptimo pa´ís más desigual del mundo

El trapo rojo que Óscar ha colgado en su puerta se ha convertido en un símbolo en el séptimo país más desigual del mundo. En esta favela de Bogotá se cuentan por miles. Las banderas del hambre significan dos cosas: no tenemos comida y necesitamos ayuda.

José Telledor, otro trabajador independiente, vive en una casa de plástico y zinc. Le quedan pocos alimentos y le preocupa el futuro

”Imagine. Si la cuarentena sigue pues no sé. Robar no podemos, porque no sabemos, robar, y no sé a dónde pedir una ayuda."

Los más organizados de la favela combaten el hambre con ollas populares. Andrey reparte suministros en estos barrios. Las autoridades han entregado bonos y millones de bolsas de comida, pero los activistas denuncian que no llegan a todo el mundo como subraya este activista humanitario Wilder Andrey Tellez: “Un mes después de que estábamos confinados en nuestras casas es que empiezan a llegar las ayudas. Es decir, nuestras instituciones no están preparadas para una urgencia como la que tuvimos en este momento”.

Disturbios y preocupación

La falta de comida ha provocado disturbios y saqueos en barrios como este.

Por ello, la situación de los más desfavorecidos preocupa no sólo en Colombia, sino en toda América Latina. Naciones Unidas estima que la pandemia podría empujar a más de 29 millones de personas a la pobreza. La economía de la región se contraería más de un 5% sólo este año.