Última hora
This content is not available in your region

Tercer día consecutivo con menos de 200 fallecidos por COVID-19 en España

euronews_icons_loading
Un miembro de la Unidad Militar de Emergencias se dispone a desinfectar el hospital 12 de Octubre de Madrid
Un miembro de la Unidad Militar de Emergencias se dispone a desinfectar el hospital 12 de Octubre de Madrid   -   Derechos de autor  Manu Fernandez/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Las cifras del coronavirus siguen estables en España, con 185 nuevas víctimas mortales en las últimas 24 horas. Eso supone un ligero aumento respecto a los 164 fallecidos registrados en los dos días anteriores, pero sin romper la tendencia favorable.

Son cifras que no veíamos desde mediados de marzo. El número de nuevos casos confirmados sigue la misma tendencia a la estabilización con 867, muy lejos de las cifras de hace poco más de una semana. Lo mismo para las hopitalizaciones (720) y los nuevos pacientes que han necesitado cuidados intensivos, con sólo 37 personas en el día de ayer.

En total, España suma más de 25.600 muertos y 219.000 contagiados. Preocupan, en particular, los contagios entre el personal sanitario. Los profesionales infectados han aumentado casi un 40 % en dos semanas y ya son más de 40.000. De hecho, son el colectivo que acapara la mayoría de las nuevas infecciones.

Rueda de prensa del coordinador de Emergencias sanitarias Fernando Simón

Entretanto, la economía española atraviesa por sus horas más bajas. Este lunes se inició la llamada fase 0 de la desescalada, con mascarillas obligatorias en los transportes públicos, mientras los pequeños comercios tenían autorización para reabrir sus puertas. Sin embargo, la mayoría han optado por seguir cerrados debido a las restricciones que se les imponen, como la cita previa, un aforo limitado, así como medidas de higiene y seguridad. Se calcula que apenas un 15 % colgó el cartel de abierto, un 50 % en el caso de las peluquerías.

El paro sube en 600.000 personas entre marzo y abril y alcanza 3,9 millones

El confinamiento y, sobre todo, la incertidumbre están pesando como una losa sobre España y, en particular, sobre su mercado laboral. En solo dos meses, marzo y abril, el paro ha subido en casi 600.000 personas, alcanzándose una cifra total de 3,9 millones parados. Al mismo tiempo, la Seguridad Social ha perdido cerca de un millón de cotizantes.

La primavera suele ser un periodo propicio a las contrataciones. Sin embargo, la pandemia ha dado a luz a los peores datos en más de una década.

Consulte el último boletín del Ministerio de Sanidad sobre la situación del COVID-19 en España