Última hora
This content is not available in your region

Orbán acalla las voces críticas con multas y represión

euronews_icons_loading
Un detenido por la policía húngara
Un detenido por la policía húngara   -   Derechos de autor  MTVA/Bizományosi: Róka László
Tamaño de texto Aa Aa

Víktor Orbán acalla las críticas y bocinazos a base de multas y represión. En Hungría, quienes critican su gestión de la pandemia son castigados con sanciones y registros domiciliarios.

Más control y menos libertades públicas podría ser el balance ante la otra vuelta de tuerca del autoritarismo de Orbán con el estado de alarma como nueva herramienta de poder.

"Es un acto brutal de la policía dice este miembro independiente del parlamento húngaro. En vez de pegar con la porra golpean con sanciones en una brutal represión a quienes expresan s u insatisfacción", declaraba parlamentario independiente Ákos Hadházy que ha decidido poner punto final a las protestas ante las multas que él considera como una represalia política.

Las alarmas han vuelto a saltar desde que en marzo la ley aprobada en el Parlamento húngaro, dominado por el ultraderechista Fidesz, permitiera prorrogar de manera indefinida el estado de emergencia por la crisis sanitaria.

No es la primera vez que la policía interviene de forma contundente durante la pandemia. Hace dos semanas hubo dos detenidos por comentarios críticos en las redes sociales, uno de ellos tachaba de dictador a Viktor Orbán y otro cuestionaba el número de camas disponibles en un hospital.